¿De qué depende la titularidad de James en Bayern Munich?

Tras la salida de Ancelotti, el equipo alemán acordó el regreso de Jupp Heynckes.
El artículo sigue a continuación

Mucho se ha dicho sobre la salida de Carlo Ancelotti de Bayern Munich. Unos apuntan a los malos resultados esta temporada y otros a la fractura al interior del vestuario, sobretodo tras la llegada de James Rodríguez.

Tras la ida del italiano, se despertó gran espectativa sobre lo que le puede pasar al colombiano en el equipo bávaro. ¿Será titular? ¿Correrá la misma suerte que en Real Madrid con Zidane?

Tras quedar a cargo interinamente de Willy Sagnol, el gigante alemán fue por el último DT que lo hizo levantar la Champions, en 2013: Jupp Heynckes acordó su regreso y volverá a Munich.

¿Qué pasará con James? 

La titularidad del colombiano dependerá única y exclusivamente de su rendimiento y de su compromiso. James es un jugador top, debe estar entre los 20 mejores jugadores del mundo, a pesar de haber sido opacado por Zidane en las últimas dos temporadas con Real Madrid. 

Es un futbolista que puede cambiarle la suerte a un partido si se muestra concentrado y no se sale de sus casillas. Además, es un volante que siempre está pensando en el gol, así como en defender cuando el equipo no tiene la pelota.

Es por eso que cualquier equipo se frotaría las manos por tener a alguien como él en su nómina, sin importar los gigantes e históricos que el plantel tenga, como en el caso del Bayern.

Además, el jugoso trato al que llegó el equipo alemán con el Madrid hace pensar en que hay que aprovecharlo al máximo durante estas dos temporadas que estará en Alemania, a un bajo costo, para luego hacer uso de la opción de compra.

Todo dependerá de su rendimiento, de su compromiso y de su humildad al momento de ser enviado al banco si así el técnico lo decide.

Bayern es un equipo gigante, a la altura de Real Madrid, y como tal está repleto de estrellas y leyendas. Pero como en todos los equipos a donde llegó, deberá ganarse la titular a pulso. Por más de que se haya ido Ancelotti, por más que haya vuelto Heynckes y por más que siempre corra el riesgo de volver a vivir la pesadilla que tuvo en Madrid.