Chile venció a Camerún y silenció las vergüenzas arbitrales
La Roja aprobó en su primera presentación en la Confederaciones. Vidal y Vargas anotaron los goles. A este último lo descontroló el cuerpo de jueces.

Polémica y más polémica en el estadio del Spartak. Chile le ganó 2-0 a Camerún, pero hubo más goles que no fueron considerados por un equipo de árbitros que no estuvo a la altura de las circunstancias.

Primero, Michael Ngadeu Ngadjui liquidó a Johnny Herrera con un cabezazo. El arquero de la "U" salió a cualquier parte y lo salvó una supuesta falta de Vincent Aboubakar sobre Arturo Vidal. Muy dudosa.

Eduardo Vargas consiguió un gol al borde del descanso. El de Tigres recibió habilitado de Arturo Vidal y fusiló a Fabrice Ondoa, pero el VAR dijo que la jugada estaba anulada. Más dudosa todavía.

El artículo sigue a continuación

El partido se desvirtuó. La disputa se trasladó al medioterreno. Los africanos corrieron más, los sudamericanos dominaron mejor pero no eran precisos. Pizzi renovó la delantera con los ingresos de Leo Valencia y Alexis Sánchez. El 7, con un tobillo complicado, pujó hasta que su equipo se llevó la gloria.

A nueve minutos del final, un centro suyo terminó en la certera cabeza de Vidal. Adentro. En los descuentos, se llevó todas las marcas, Ondoa dio rebote y Vargas volvió a sufrir por la anulación de un nuevo gol. Eso sí, ahora fue el asistente Praporotnik. Curioso: el VAR dijo que el esloveno estaba equivocado. Damir Skomina dio gol un minuto después. ¿Esto es fútbol o qué?

Lo de Chile son cuentas alegres. Sacó adelante una faena complicadísima en muchas aristas y queda bien parado de cara a la resolución del grupo. Alemania y Australia aparecen en el horizonte.

Comentarios ()