Athletic Club 0-1 Espanyol: David López amarga el adiós de Ziganda
El ‘Cuco’ no puede despedirse de San Mamés con una victoria. David Gallego deja el banquillo periquito sin conocer la derrota tras cinco jornadas.

José Ángel ‘Cuco’ Ziganda no ha podido despedirse de la parroquia de San Mamés con una victoria después de cosechar un nueva tropiezo, el decimoquinto del curso liguero (39’5% de derrotas), en su último enfrentamiento contra el RCD Espanyol (0-1) por culpa de un solitario gol marcado por David López que permite al técnico David Gallego poner punto y final con un broche de oro a su experiencia en el banquillo periquito.

Así está la clasificación de LaLiga 2017-18

El artículo sigue a continuación

Las últimas participaciones de Iker Munian son la única noticia positiva que puede rescatar un Athletic Club al que la temporada se le ha hecho extremadamente larga. El ‘10’ rojiblanco se ha pasado gran parte del curso fuera de los terrenos de juego por una importante lesión y no ha llegado a tiempo para mejorar la imagen y el juego de un equipo al que, sin Raúl García y con un Aduriz fuera de línea, le falta carácter y mordiente en ataque. De esa apatía se aprovechó un Espanyol al que el desenlace del campeonato le ha llegado en su mejor momento del año. Con David Gallego en el banquillo, ésta vez ubicado en la tribuna de prensa de San Mamés por la expulsión en el Metropolitano, el equipo blanquiazul ofrece cada jornada una versión mucho más alegre y competitiva.

Encontrar fisuras en su defensa resulta casi una misión imposible. Desde que Quique Sánchez Flores fue cesado, los catalanes no conocen la derrota (4V-1E). Parte de su receta del éxito es defender con dos bloques bajos en los que el compromiso de Piatti y Leo Baptistao en labores defensivas resulta crucial. Al mismo tiempo compiten con la convicción de que tienen las armas suficientes como para dañar a su rival, más allá del ingenio y la inteligencia que demuestra Gerard Moreno con cada movimiento. Con un Athletic con balón pero sin ideas, fue el Espanyol el que aprovechó una concesión en un saque de esquina para que David López, libre de marca tras un sencillo aclarado, batiera a Kepa Arrizabalaga con un testarazo.

Tras la reanudación, los periquitos fueron fieles a sus principales premisas. Tomaron la decisión de defender muy atrás para conservar el resultado y para que el Athletic Club ganara metros, haciendo que su vuelta hacia atrás fuese mucho más costosa y confiando todo al contragolpe de sus atacantes. No era una mala propuesta atendiendo a las aguas que hace en defensa el equipo rojiblanco. La velocidad de los puntales ofensivos del Espanyol fue un constante dolor de muelas para los Etxeita, Yeray y Unai Núñez. Pudo Leo Baptistao cerrar el partido en un par de ocasiones, pero su toma de decisiones en los metros finales no es tan concreta como sí lo es su portentosa zancada.

Comentarios ()