Raúl Jiménez pasó la prueba en su debut con el Wolverhampton

CompartirCerrar Comentarios
El mexicano asimiló los conceptos de su entrenador y fue uno de los más destacados en el empate ante Everton, siendo autor del 2-2 definitivo.

Wolverhampton no es uno de los equipos más importantes de Inglaterra, ni mucho menos. Tampoco tiene la oportunidad de disputar competiciones europeas como la Champions League. Pero a pesar de todo es, sin lugar a dudas, el sitio ideal para que Raúl Jiménez explote todo su potencial y se consolide en la Premier League.

Desde que salió del América, el mexicano tuvo muchos problemas para consolidarse en el Viejo Continente. En Atlético de Madrid no pudo adaptarse al estilo de Diego Simeone, mientras que en Benfica nunca fue la primera opción para el ataque y siempre estuvo a la sombra de otros delanteros, como Jonas o Kostas Mitroglou.

A simple vista, las condiciones en Wolverhampton parecen completamente distintas para Raúl: llega a un equipo de bajo perfil, no tiene mucha competencia en su puesto y el club hizo una importante inversión en su fichaje, lo que demuestra la confianza depositada en él. Sin embargo, el reto de triunfar en Inglaterra no será tan sencillo.

La tarea más importante que tiene Jiménez es convencer a Nuno Espírito Santo, director técnico de los Wolves. Y es que el entrenador portugués acostumbra a jugar con un tridente ofensivo, ya sea en un esquema 3-4-3 o 4-3-3. En ese sentido, el ex-Benfica será la punta de lanza del ataque del conjunto inglés.

Sin embargo, la particularidad de Nuno es que demanda una alta exigencia física de sus delanteros. Más allá de la finalización, el estratega le pide a los atacantes que sean los primeros defensores y que realicen una intensa presión en la salida del rival, buscando el error en campo contrario. Una tarea que no resulta cómoda para los hombres de área, pero que Raúl supo cumplir en el debut.

Nuno Wolves

El equipo al que llega Jiménez se caracteriza por hacer daño a través de rápidas transiciones, explotando la velocidad de sus extremos: Diogo Jota y Hélder Costa. Todo esto obliga al mexicano a adaptarse al ritmo del equipo, algo que logró en el partido contra Everton: corrió 7,91 kilómetros en 90 minutos y realizó 15 sprints, más que cualquier otro jugador del equipo.

La compleja función del '9' en el sistema de Nuno no ha sido asimilada por todos los delanteros que ha dirigido. Pero parece que el mexicano no tendrá problemas para adaptarse al estilo de su nuevo equipo y la mejor prueba es que, además de todo el desgaste que hizo, fue el autor del gol que le dio el empate a los suyos en el primer partido oficial de la temporada.

Esperemos que sea el primero de muchos.


EL PRIMER GOL DE JIMÉNEZ EN LA PREMIER LEAGUE


Próximo artículo:
Los himnos del Real Madrid
Próximo artículo:
Todos los títulos del Atlético de Madrid
Próximo artículo:
Barcelona - Boca, por el Trofeo Joan Gamper: día, horario, sede, formaciones y TV
Próximo artículo:
Saúl, el pequeño crack que lo pasó mal en la cantera del Real Madrid
Próximo artículo:
Cuando el Real Madrid negoció por Filipe Luis
Cerrar