thumbnail Hola,

El astro carioca cree que los eventos no tendrán problemas para celebrarse, pero evidenció el retraso de la construcción de las instalaciones

Dentro de exactamente 617 días arrancará el Mundial de Brasil 2014. Para ese 12 de junio, los estadios deben estar perfectamente acabados y es eso lo que se teme por ahora, el atraso de la construcción.

"Los eventos no van a tener mucho problema", declaró Pelé a ESPN. "Nuestra preocupación es la administración, las construcciones, el aeropuerto, los hoteles, el hospedaje, que están un poco atrasados", agregó el idolo bresileño.

La sensación del país es la misma que la del tres veces campeón del mundo: "Tenemos una responsabilidad muy grande, y hay que demostrar que el país es bueno dentro y duera de las canchas", señaló en referencia a los próximos Juegos Olímpicos que se celebrarán en Río de Janeiro.

Artículos relacionados