thumbnail Hola,

Con dos penales convertidos por Michael Ríos los cruzados se instalaron en la semifinal de la Sudamericana tras su empate en Buenos Aires y triunfo en Santiago.

Estadio lleno, ambiente de fiesta pero igualmente tensión. Si bien Independiente no pasa por un buen momento en lo local, la incertidumbre sobre si Católica sería capaz de repetir la buena actuación de Buenos Aires estaba instalada entre los asistentes locales que veían como el visitante tenía la pelota y, aunque no hacía mucho daño, se las arreglaba para tener a la UC en su propia área.

Partido cerrado hasta ese momento, espacio en que los cruzados lograron pasar la mitad de la cancha y la defensa de los de Avellaneda entregan un penal que les da el respiro momentáneo a los 13.000 espectadores que celebraron la conquista de Michael Ríos desde el punto penal.

Las acciones siguieron con Independiente tratando de instalarse con peligro en el área de Católica y veinte minutos más tarde de conceder la falta en su propia área lograron igualar las acciones a través de Santana que poco alcanzó a celebrar junto a sus compañeros. Al minuto del empate Tula concedió un segundo penal para Independiente.

Nuevamente Ríos es el héroe. Tuvo que repetir el lanzamiento por invasión de área pero no le importe, lanzó por tercera vez en la noche y convirtió a cinco del final del primer tiempo.


Ya en la segunda fracción se trabó el encuentro, se jugó con mucha fuerza y en eso la Católica se quedó con 10 por expulsión de Cordero.

Cambió bastante Independiente con el ingreso del “tecla” Farías pero afortunadamente para los locales no concretó sus oportunidades.  Clasificó Católica con un trabajado y buen triunfo

Artículos relacionados