thumbnail Hola,
Pizzi puede estar tranquilo por los refuerzos. El viernes llegaron Cauteruccio y Emmanuel Mas.

Reforzando por un sueño

Pizzi puede estar tranquilo por los refuerzos. El viernes llegaron Cauteruccio y Emmanuel Mas.

Juan Antonio Pizzi

Juan Antonio Pizzi puede pasar un fin de semana feliz, con cuatro refuerzos abrochados de primer nivel. Marcelo Tinelli descansa de la televisión pero no del mercado de pases.

San Lorenzo cerró el primer semestre del año 2013 a pura promesa de ir por más en el segundo. Finalizó en el cuarto puesto del Torneo Final, lo cual le garantizó la clasificación a la Copa Sudamericana, y es además el único de los "grandes" con vida en la Copa Argentina.

Por todas esas razones, sumado al aliciente del reconocimiento de la Copa de Honor de 1936 y las ganas de volver a pelear bien arriba, la dirigencia puso manos a la obra para dejarle un equipo que aspire al título a Juan Antonio Pizzi.

La primera semana de pretemporada llega a su final de una forma alentadora y en gran parte tiene que ver con la figura rutilante de su vicepresidente, Marcelo Hugo Tinelli. El conductor televisivo, retirado al menos por este año de su Showmatch, dedica sus esfuerzos junto a Matías Lammens a cumplir cada uno de los pedidos del DT.

Mientras la gran mayoría de los clubes, sobre todo los grandes, analizan lo que sus técnicos quieren y con qué dinero ir a buscarlos, la chequera del "Cabezón" está disponible y quedó demostrado a las claras desde el comienzo de la semana con la llegada de Fernando Elizari, pasando por la incorporación de Cristian Álvarez para el arco y las dos del viernes: Martín Cauteruccio y Emmanuel Más.

Un arquero de nivel internacional y convocado en algunas ocasiones a la Selección Argentina; el lateral izquierdo pretendido por varios ya que no abundan con esas características; la revelación juvenil del certamen y su compañero, goleador y gran responsable de la permanencia de Quilmes en Primera. También llegaron, como apuestas juveniles, Santiago Magallán de Gimnasia y Valentín Perales, de Cipolletti.

Y al pasar al plano económico, la gran diferencia: entre los dos jugadores comprados al Cervecero, ambos por la mitad de su ficha, invirtió 2.1 millones de dólares; por el carrilero proveniente de San Martín de San Juan se habla de 8 millones de pesos por el 75%, algo así como 1.2 millones de dólares; y si bien el arquero llega libre, percibirá un contrato importante.

Todo esto se suma a que se aseguró la continuidad de Juan Ignacio Mercier y recuperó a Néstor Ortigoza de su periplo por el fútbol árabe. Además, espera que Ignacio Piatti decline pasar al exterior y finalmente se quede en el Ciclón a cambio de una importante suma de dinero. Y a su vez, espera respuesta a la oferta por Fabricio Fontanini, de Atlético de Rafaela.

Pero más allá de todo lo que significan las caras nuevas, hay algo que Pizzi trabajó este último semestre y es potenciar las divisiones juveniles. Gonzalo Verón y Ángel Correa demostraron categoría de Primera, al igual que Walter Kannemann. Así, la ilusión en el club de Boedo, barrio al que sueña volver muy pronto, es enorme y nadie puede oponerse a ella porque el show hasta ahora tienen los colores azulgrana.

Artículos relacionados