thumbnail Hola,

El 'Pipa', delantero del Real Madrid, se caracterizó en 'La Garganta Poderosa' para apoyar una iniciativa contra las drogas que ayude a concientizar a la población.

Gonzalo Higuaín, delantero del Real Madrid, dejó la casaca blanca y se mimetizó con indigentes para simular ser un adicto al paco, en una campaña contra las drogas. La iniciativa busca concientizar a la población en la lucha contra la pasta base de cocaína.

"La pasta base es una resaca de todas las otras drogas, que funciona como un verdadero criminal porque mata a muchísima gente. Ojalá, se pueda frenar y se pueda hacer algo para que no se fabrique más", dijo el Pipita en una entrevista para La Garganta Poderosa, una revista realizada por jóvenes sin recursos.

En una charla a fondo con la revista de cultura villera, Higuaín también habló de fútbol, y de que se habría "arrepentido" si hubiese terminado jugando para la selección francesa. "Yo soy argentino, de los pies a la cabeza", aseguró el Pipita.

"Desde el primer minuto que me preguntaron dónde quería jugar, no tuve ninguna duda. Viví siempre en la Argentina, y haber nacido en Francia fue algo circunstancial, aunque sea un país al que también le estoy agradecido. No tengo nada que reprocharle, pero pasé 18 años en Buenos Aires antes de irme a España, y no tenía ninguna duda de la Selección donde soñaba jugar. Me hubiera arrepentido si no jugaba para la Selección Nacional. Yo soy argentino, de los pies a la cabeza", explicó el madridista.

"Uno siempre trata de acordarse de dónde viene, de dónde se crió, de lo que fue antes de ser lo que ahora es. Y por eso, siempre trato de hacer lo mismo que haría cualquier persona de mi edad, aunque a veces cuesta, porque son muchas cosas las que pasan y es un poco difícil mantenerse en pie", continuó Higuaín.

Por último, y con el Clásico del fútbol español en su memoria más reciente, también quiso recordar los que vivó en su día en Argentina. "Un Boca-River se vive más intenso que un Barcelona-Real Madrid, aunque podría destacar cosas lindas de ambos. Es verdad que el clásico español es muy bonito y hoy acapara más atención a nivel mundial, pero un River-Boca es más pasional. Son dos cosas distintas", concluyó.

Relacionados