thumbnail Hola,

Más allá de los rendimientos que puedan tener sus equipos Borghi también ha hecho noticia por la manera en que sale de los clubes que dirige

Como adiestrador, en nuestro país,  “Bichi” estuvo en las bancas de Audax Italiano y Colo-Colo, mientras que en Argentina dirigió Independiente de Avellaneda, Argentinos Juniors y Boca Juniors.  Acá revisaremos las renuncias con elástico y otros temas que han rodeado al DT.

Se le recuerda, por esto lados, al sacar Tetracampeón a Colo-Colo  mientras que en el atlántico lo harán por  el título en Argentinos Juniors.  El mismo que en 2006 fue elegido como el mejor DT de América. El mismo que algunos quieren que se quede como entrenador de la selección chilena y a otros no les desagradaría que dejara el buzo de la selección nacional.

Este último punto ha sido la curva en la que se han posado los amagos de renuncia del adiestrador, en Audax Italiano ocurrió lo propio. En aquel tiempo alegó no tener  recursos económicos y contar con malas instalaciones donde entrenaba. El presidente del club, en ese momento, Valentín Cantergiani lo convenció de no abandonar. Estuvo desde 2002 hasta el 2005.

Cuando arribó a Colo-Colo 2005  también tuvo salidas en falso alegando desgaste con la dirigencia, pidiendo mejoras en los sueldos para su equipo técnico y la retención  de jugadores.  El “tira y afloja” duró hasta 2008 cuando los problemas con la dirigencia de Blanco y Negro fueron insalvables y decidió partir.

Ya en Argentina, duró unos pocos meses en la banca de Independiente de Avellaneda. Los problemas con los jugadores, sumado a la presión que le ponían los hinchas con carteles alusivos a su salida, hicieron que el hombre de las rabonas saliera del club.

Asentado de vuelta en su país, en 2009 llega a la banca de Argentinos Juniors, el club donde debutó en el profesionalismo. Los llevó a la gloria luego de 25 años sin campeonar. Finalizado ese torneo no renueva y se va a Boca Juniors donde no la pasó nada de bien.

Tuvo malos entendidos con algunos jugadores  además de que los números no lo acompañaron: 7 derrotas, 2 empates y 5 victorias en 14 encuentros. Sólo 6 meses estuvo en la banca Xeneize.

Desde su llegada a nuestra selección, Claudio Borghi no ha mostrado ninguna de estas aristas, no ha declarado ni esbozado en dejar el banquillo chileno, es más, mantiene el apoyo de todos sus jugadores que salieron a respaldarlo luego de la caída contra Argentina.