thumbnail Hola,

Paul Slane, ex jugador del Celtic de Glasgow que fue despedido por problemas de lesiones, se gasta el dinero destinado a una operación en una noche loca de desenfreno

El futbolista escocés Paul Slane se ha convertido en uno de esos futbolistas que son noticia por razones extradeportivas. En este caso estrambóticas, ya que el joven, nacido en 1991, recibiría una indemnización del Celtic de Glasgow después de que éstos decidieran terminar con su contrato antes de tiempo por sus continuas lesiones,  y se lo gastase en prostitutas y alcohol, como confesó al diario 'Scottish Sun Tuesday'.

El dinero estaba destinado para operarse de la cadera, y que le había traído muchos problemas en lo deportivo. Sin embargo, Slane decidió darse unas vacaciones con sus amigos en Ámsterdam antes de dicha intervención y en una de las noches el asunto se le fue de las manos. Las 10.000 libras (11.881) que recibió del histórico club escocés  las gastó en una noche de desenfreno de bebida y mujeres, que el propio futbolista reconocería como un gran error. “Pensé en pasar un buen rato. Cuando miro atrás no tengo ni idea de lo que estaba haciendo ni por qué. Me volví un poco loco. Fui demasiado lejos. Estaba viviendo en una burbuja y me lo gasté todo saliendo de noche. Fui un completo estúpido. Me excedí totalmente”.

Pero la cosa no acaba ahí. Además del acto en sí, el propio futbolista publicó por error en su perfil de Facebook pruebas del delito, como fotos en las que salía desnudo y en estado de avanzada embriaguez.

Ahora, Paul Slane se encuentra sin equipo y sin arreglarse sus problemas de cadera, por lo que el futbolista se ha propuesto ahorrar el suficiente dinero para poder operarse y volver a entrar en el mercado futbolístico y ganarse una reputación futbolística.

Artículos relacionados