Católica jugó de local en Talca

En un excelente partido de Católica se impuso por 3 goles a 0 ante un timorato y desconocido Rangers de Talca. Bueno debutó con gol.
Dominó Católica todo el partido, pero está vez dominó con profundidad, con seguridad y con personalidad. No le prestó la pelota al local que esta vez jugó como si fuera el visitante. Con una línea de 3 mucho más marcada que en partidos anteriores el equipo cruzado basó su juego en el toque rápido profundo que tuvo en Costa y Peralta los motores de la primera parte.

El primer gol vino de una gran jugada entre Meneses y Peralta quién se sacó a Peric y remató al arco. La defensa talquina en su afán por sacar balón terminó por enviarla al arco. Era el primero para los cruzados.

Las llegadas siguieron siendo mejores, Bueno lo tuvo, también Meneses, pero vendria el debut del uruguayo en la red. Una gran jugada de todo el equipo cruzado (más de 20 toques de balón) que llegó a los pies de Peralta quien cedió para Sosa, pase hacía atrás y Bueno gritaba su primer gol en Católica.

Luego vino el descontrol piducano. Juan Silva por insultar al árbitro se fue con roja directa. Si perder 2 a 0 no era suficiente partir con uno menos ponía todo cuesta arriba para los talquinos.

El segundo tiempo fue más de lo mismo para Católica. El juego y el control estaba igual pero la intensidad (ya con un partido asegurado) le permitió mover el partido a su estilo. También vendrían los cambios cruzados. Mirosevic, Ramos y Parot entraron en la UC.

Y el capitán sin jineta cruzado fue protagonista del tercer gol de los de la franja. Una contra perfecta entre Bueno, Ramos, Meneses, que cedio para Mirosevic que metió un pase a espaldas de Capelli y apareció Cordero, tres a cero y a cobrar.

Posterior al tercer gol Rangers tuvó la posibilidad de descontar, pero jamás lo hizo con jugadas bien hilvanadas. Católica fue justo ganador y mereció más. Ahora a esperar la puesta a punto de algunos jugadores para ver como se armará esté equipo con la llegada de Villanueva.