thumbnail Hola,

El capitán del equipo se refirió a la situacón de Silva, quien recompuso su relación con la gente.


En agosto, Francisco Silva estuvo a punto de emigrar hacia el fútbol europeo, más precisamente al Torino italiano, aunque por problemas con su pasaporte comunitario no logró cambiar de aire y permaneció en Universidad Católica.

Esta situación coincidió con el bajo rendimiento del futbolista, quien luego de perder la titularidad no tuvo una buena relación con la hinchada, que reprobaba al jugador por sus manifiestas intenciones de irse de la institución.

Sin embargo, en el último encuentro el miércoles por la Copa Sudamericana, Silva fue figura y salió aplaudido por la afición Cruzada, y tras el triunfo, explicó: "Mis compañeros me hacen sentir importante, al igual que el entrenador. Ganando así se puede superar la irregularidad".

Quien se refirió a Silva fue Cristian Álvarez, capitán y emblema del equipo: "Se echó el equipo al hombro. Francisco sigue siendo uno de los jugadores más exportables que tiene la institución. Convirtió un golazo. No es fácil tener toda la esperanza de irse y luego no partir. Encima, el equipo había andado muy bajo".

Además, en declaraciones al periódico La Tercera, el máximo referente del plantel expresó: "Espero que pueda irse a fin de año, pero ojalá que lo haga siendo campeón. Dolía cuando los hinchas lo pifiaban".

Relacionados