thumbnail Hola,

“Hay que destacar el liderazgo positivo de Omar Labruna y sus habilidades comunicacionales", Juan Pablo Guzmán, Magister en Psicología Deportiva.

Todo hace pensar que Colo-Colo dejó atrás la mala racha, y parece que ahora es todo color de rosa para los Albos. Hace 9 fechas que no saben lo que es una derrota y, poco a poco, los dirigidos de Omar Labruna están encontrando su juego y la confianza.  Sin ir más lejos, ayer en el partido de la fecha, demostraron aguante en los momentos que la Universidad Católica hizo pressing y les redobló la marca en el primer tiempo.

El equipo está tomando forma, cada jugador está asumiendo sus roles claros, lo que está quedando reflejado en su juego es que están con confianza. Este año puede ser muy especial para los albos, de pasar de una complicada situación en la tabla, podrían terminar el año peleando el campeonato y volver a los lugares de privilegio, todavía están 4to en fase con 23 puntos.

La pregunta que debemos responder es qué pasó dentro del plantel desde la salida de Ivo Basay y Luis Pérez. Con la llegada del técnico Labruna, también arribó a Pedreros el preparador físico Jorge Fleitas, quien no ha pasado inadvertido. Su mano en el equipo se ha visto, los albos están corriendo todo el partido y con los buenos resultados, también volvió la confianza al equipo.

Para el psicólogo deportivo, Juan Pablo Guzmán, Magister de la Universidad Autónoma de Madrid. “Hay que destacar el liderazgo positivo de Omar Labruna y sus habilidades comunicacionales, es un entrenador que sabe formar equipos de trabajo, lo que ya se está notando en Colo-Colo”.

“Tampoco tenemos que desconocer que el trabajo de Jorge Fleitas, ya que desde su llegada al equipo hemos visto una importante alza en el rendimiento físico, lo que al final se traduce en mayor confianza para los jugadores”, señalo el psicólogo deportivo.

Los peores momentos.

Si nos remontamos unos meses atrás cuando Colo-Colo sufrió la derrota de 5-0 a manos de la Universidad de Chile, teníamos un equipo lento, errático en todas sus líneas. Después de ese partido: Prieto, Vidangossy, Millar, Olivi y Fierro, no eran ni la sombra de lo que están mostrando hoy por hoy, es más, el portero Albo, lleva más de 400 minutos sin recibir un gol. La defensa se encuentra casi en su punto, lo mismo que los jugadores del medio campo y la delantera se está acostumbrando a marcar en todos los partidos.

Lo que hemos visto es que el repunte de Colo-Colo es un hecho, los jugadores poco a poco han recobrado la confianza en ellos mismos y en su equipo, el esquema de Labruna está siendo entendido y el sistema de juego se está viendo reflejado con triunfos, lo que le permite a su hinchada a comenzar a soñar con el título.