thumbnail Hola,
En vivo

Copa Libertadores

  • 15 de mayo de 2013
  • • 18:15
  • • Estadio José Amalfitani, Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: N. Pitana
1
F
2

Global 2 - 2, Newell's Old Boys vencedor por valor goles visitante

Festejo rosarino tras el gol de Milton Casco. Newell's está en cuartos de final. / Getty

Fútbol, sudor y clasificación

Festejo rosarino tras el gol de Milton Casco. Newell's está en cuartos de final. / Getty

Getty

El equipo del Tata Martino jugó muy bien, pero también lo hizo su rival Vélez. Clasificaron los rosarinos luego de 90 minutos electrizantes, en los que terminaron sufriendo.

Newell's Old Boys alimenta su sueño copero con fútbol y ganas. En un gran partido le ganó 2 a 1 a Vélez, y gracias a haber convertido más goles como visitante pasó a los cuartos de final de la Copa Libertadores. El equipo de Gerardo Martino tuvo orden defensivo, buena presión en el mediocampo y contundencia en los momentos justos. Vale decir que también tuvo la dosis necesaria de fortuna, porque Vélez en modo alguno aceptó mansamente su eliminación sino que peleó hasta el final con buenos argumentos futbolísticos.

El arranque fue electrizante. No se habían cumplido cinco minutos de juego cuando Milton Casco recuperó una pelota en el cuarto de cancha, avanzó, tocó para Víctor Figueroa que le devolvió una gran habilitación y ante Sebastián Sosa Casco puso el 1 a 0 que significaba el empate de la serie y por el momento la definición por penales de la misma. En seguida la Lepra tuvo otras dos chances claras en los pies de Ignacio Scocco, que hizo la personal pero fue bien marcado por Emiliano Papa, y de Gabriel Heinze que casi mete el segundo al tocar un centro al corazón del área, pero la pelota por al lado del palo.

Vélez a todo esto había contestado con un tiro de media distancia de Lucas Pratto. El partido mantuvo un ritmo constante de ida y vuelta. En los primeros veinte minutos Newell's impuso su juego porque no permitía que se arme la réplica del Fortín. Pero hacia la media hora de juego el local comenzó a recomponerse. Logró afirmar sus líneas media y defensiva empezó a arrimar peligro al arco que defendía Nahuel Guzmán.

Y sin embargo la fatalidad se cruzó en el camino de los dirigidos por Ricardo Gareca. Juan Sabia dudó en una salida, permitiendo que Scocco le robara la pelota. El delantero encaró, no pudo concretar el primer remate porque Sebastián Sosa lo tapó bien, pero el remate lo favoreció y el Nacho no perdonó dos veces. Newell's se fue al descanso 2 a 0 arriba, jugando bien, dominando buena parte del trámite y parcialmente clasificado.

Casi vuelve a convertir Casco al retorno del descanso, pero Sosa salvó con los pies lo que hubiera sido prácticamente el fin de la ilusión velezana. Nuevamente se vieron unos veinte minutos iniciales muy intensos y con ambos equipos tratando de encontrar el arco rival. Vélez por obligación y Newell's porque quería llegar a la calma definitiva. Hasta el cuarto de hora las acciones de gol estuvieron repartidas, con ambos arqueros en gran nivel, pero poco a poco lo de Liniers asediaron a los rosarinos.

A los catorce Facundo Ferreyra remató débil después de un buen desborde y pase atrás de Federico Insúa, un minuto después Guzmán dominó en el aire una pelota que caía para entrada sorpresiva de Gino Peruzzi (de gran partido acercando peligro por su lateral), a los veinticuatro nuevamente Peruzzi hizo otra entrada sorpresiva por el mismo sector que salió desviada, y a los treinta Insúa se encontró con el arco libre pero fue bien bloqueado por la defensa de Newell's.

Pero solo a los treinta y ocho llegó el gol de Vélez que ponía la clasificación a tiro y llenaba de suspenso el partido. Newell's se defendió tratando de llevar la pelota a campo contrario, casi sella la seria al minuto de recibir el gol cuando en un contragolpe Scocco se apuró a rematar desde lejos. Siguieron los cuatro minutos de descuento, en los que una pelota llovida llegó al área rosarina y generó suspenso hasta que Guzmán la dominó en el aire y le dio el respiro necesario a su equipo y su hinchada.

Queda un gusto amargo para Vélez, que apostó con todo a la copa y se va con las manos vacías tal vez demasiado temprano. Newell's por su parte demostró que se puede dar pelea en varios frentes, aunque también quedó en evidencia que el desgaste físico le puede salir caro en el momento decisivo.

Artículos relacionados