thumbnail Hola,
En vivo

Serie A

  • 7 de octubre de 2012
  • • 14:45
  • • Stadio Giuseppe Meazza, Milano
  • Árbitro: P. Valeri
  • • Espectadores: 40155
0
F
1

Serie A: Con uno menos y gracias a Samuel, los neroazurri se llevan un inmerecido triunfo en el clásico de la Madonnina

Serie A: Con uno menos y gracias a Samuel, los neroazurri se llevan un inmerecido triunfo en el clásico de la Madonnina

Getty Images

En un duelo intenso en el que los rossoneros jugaron mejor durante todo el encuentro, el Inter se llevó la victoria a pesar de tener uno menos gracias a un cabezazo de Samuel.


Milan Inter

En la previa, Milan e Inter se preparaban para protagonizar una edición prácticamente inédita del derbi de la Madonnina. Es que el Milán ya no es el equipo que era, debido a un profundo recambio en su plantel que, era sabido, algún día le iba a llegar el momento de un rejuvenecimiento. Y el Inter, aunque con menos urgencias que su eterno rival, llegaba con las mismas necesidades; sin jugar bien, pero con los resultados que estaban empezando a acompañarlo en las últimas presentaciones.

Con ese panorama, los de Massimiliano Allegri recibían en el Giuseppe Meazza a los de Andrea Stramaccioni. Para sorpresa de muchos, el trámite del partido siguió la sintonía en la que arribaban ambos equipos a este compromiso. Es que temprano, a los 4 minutos nada más, el argentino Esteban Cambiasso ejecutó un tiro libre desde la izquierda que llovió sobre el área local, superó a todas las cabezas y, por detrás de cualquier marca, apareció el también albiceleste Walter Samuel para cabecear el 1-0 a favor de la visita.

Ese grito tempranero marcaría decisivamente el rumbo del encuentro. Durante los 86 minutos posteriores al tanto de Samuel, hubo dos intenciones de juego bien marcadas. Inter se aferró a la ventaja, asentó todavía más a su última línea y fue pura firmeza en (casi) todos los acercamientos del local. Por su parte, Milan buscó, intentó, no se apuró innecesariamente, pero falló cuando no debía fallar, ya que cuando comenzó a encontrar los caminos, perdió la brújula de la definición y desperdició todas las que tuvo.

En el complemento, la diferencia entre el hoy dueño de casa (se jugó en el Giuseppe Meazza, Milan fue local) y la visita fue en constante crecimiento; mucho más a partir de los 48' cuando el árbitro Paolo Valeri, de polémica labor, le mostró la segunda amarilla y la roja al japonés Nagatomo, a quien le dio la pelota en el brazo en una jugada instrascendente. Andrea Stramaccioni y todo Inter enloquecieron ante la decisión del juez, pero sabían que esa expulsión era el mejor motivo para reafirmar su planteo.

En una de las más claras de la segunda parte, Bojan tuvo la oportunidad de anotar la igualdad: entró hasta el borde del área chica y en lugar de enfrentar al arquero interista, abrió para un Boateng que mandó el balón a la tribuna. Sin embargo, el español desperdició la mejor de todas las chances momentos posteriores a su mano a mano, un disparo que dejó vivo Handanovic que el mismo Bojan quiso concretar pero al momento de su disparo un resbaló inoportuno lo privó de empatar el marcador.

Una vez más, el árbitro se metió en terrenos controversiales al no haber marcado un penal a favor de los rossoneros que parecía muy claro para sus hinchas y jugadores después de que Robinho recibiera un manotazo por parte de Walter Samuel al momento de encarar a Handanovic.

El Inter logró los 3 puntos y mantener el paso con los de arriba, y el Milán sigue navegando en un mar de dudas y falta de identidad.