thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 17 de marzo de 2013
  • • 17:00
  • • Estadio Nuevo Los Cármenes, Granada
  • Árbitro: Jesús Gil
  • • Espectadores: 20000
1
F
1

Granada empata con el Levante: Los rojiblancos aprovechan la crisis granota

Granada empata con el Levante: Los rojiblancos aprovechan la crisis granota

Getty Images

En un partido bronco pero intenso, Acquafresca marcó un buen gol para neutralizar el gol de Siqueira y los andaluces se sitúan a cuatro puntos del descenso

Visitaba el estadio de Los Cármenes el Levante tras su desatino europeo y el adiós a la Europa League, a ocho puntos del Málaga en la Liga y con la esperanza de volver a clasificarse para disputar una competición continental la temporada que viene. Por su parte, el Granada salía con sus mejores hombres ya que sólo tres puntos le separaban del Celta y la temporada va a hacerse muy larga para los andaluces.

Comenzó el partido con intercambio de golpes entre ambos, pero Ighalo por parte de los locales tras una gran jugada de Nolito y Míchel por parte del Levante no supieron aprovechar sus oportunidades. A medida que pasaban los minutos el Levante se fue plantando más y mejor en el campo y encontró todas sus ocasiones de peligro con centros de Pedro Ríos.

Pero a pesar del peligro granota, fue el Granada el que golpeó primero. Si bien Vyntra sacó bajo palos una clara ocasión del granada, sólo dos minutos después una mano de Pedro López dentro del área propiciaba un penalti que fue convertido por Siqueira, en el que significaba su quinto gol desde el punto fatídico esta temporada.

Comenzó la segunda parte con los equipos plantados en el mediocampo y con multitud de imprecisiones por parte de ambos, pero pronto las cosas cambiaron. Una gran jugada defensiva de Iborra, en la que el centrocampista corrió lo necesario para recuperar un pelota terminó en el primer gol de Acquafresca en su aventura en el Levante tras una gran media vuelta.

El Levante comenzó a presionar mucho más arriba desde el gol pero el Granada se sacudía bien la presión, mientras todo el partido se desarrollaba entre agarrones y manos, lo que conllevó un sinfín de tarjetas amarillas, hasta nueve cuando faltaban aún 25 minutos para el término del encuentro, que llegaron a ser trece al término del mismo.

El miedo a perder de los dos equipos condicionó el resto del partido, aunque el Granada reclamó una amarilla en el último minuto que debería haber implicado penalti, pero el árbitro lo obvió. El Granada atacaba con demasiada poca gente y aun así fue dueño de los acercamientos mas destacados de la segunda mitad. Los andaluces se quedan cuatro puntos por encima del descenso, una preciosa ventaja a estas alturas de temporada. Por su parte, el Levante continúa en la zona de la clasificación.

Artículos relacionados