El Dejavù de Michel (5-0)
Manita del Valencia sobre un Málaga que ofreció una cara en cada mitad. Hat-trick de Zaza en el que puede ser el último encuentro del técnico

Destino curioso el de la vida de los entrenadores. A inicios de 2012, Marcelino García Toral fue destituido como entrenador del Sevilla. Después de sonar, Michel le sustituía en el cargo. En su primera rueda de prensa, la de presentación, el entrenador madrileño se procuró en recalcar que su situación era circunstancial, que en otro tiempo posiblemente sería al revés. Las palabras de Michel parecían referirse a esta fecha. Aunque no de manera exacta. Porque, en vez de estar en la recámara, el asturiano, que le ha ganado las tres veces en liga, ha podido convertirse en su brazo ejecutor como entrenador del Málaga. Como curiosidad, también después de un partido en Mestalla, Michel dejó de ser el técnico sevillista allá por los albores de 2013.

Así está la clasificación de LaLiga 2017-18

La buena imagen de la primera mitad del Málaga se quedó por los suelos en la segunda con Álvarez Izquierdo mediante. Michel, que jamás como entrenador ha encadenado seis derrotas seguidas en una liga, se podía haber agarrado al puesto por su buen juego de los primeros 45 minutos, pero el desastre del segundo tiempo le deja muy tocado. El club de Al Thani ha empezado con cinco derrotas y tan solo un gol a favor. El año pasado al jeque le salió bien cambiar tanto de técnico.

Como decimos la puesta en escena del Málaga en la Avenida de Aragón fue mejor que la de aquel Sevilla. Con las buenas sensaciones dejadas en el Wanda, los ayer “taronja” adelantaron las líneas y no dejó carburar al Valencia en los primeros instantes. Pero la puesta en escena no evitó el tanto del Valencia. Tras el aviso de Dani Parejo en una falta desde la frontal, Carlos Soler, después de un control monumental, la “ponía con música” desde la banda derecha para que Santi Mina, cayéndose, cabeceara al otro palo, se estrenara en liga y dejase clavado a Roberto.

No volvió a acercarse más el conjunto de Marcelino sobre la portería de Roberto, si contamos los dos penaltis reclamados por Zaza. El primero de ellos después de un remate fallido del italiano, en el que Cifu estuvo atento a la anticipación, y que se dejó caer después de notar el contacto del cancerbero malacitano. Todo ello después de una nueva jugada, por esa ala derecha, de Carlos Soler. Sin duda, el canterano fue el más destacado de los locales en este partido. Los dos goles que ha habido en Mestalla esta temporada han salido de sendas asistencias de sus botas.

El Málaga no mereció irse por detrás en el marcador al descanso. Marcelino García Toral lo tuvo claro tras el gol: defender. Los de Michel también: elaborar, tejer y atacar. Si sobre Zaza se reclamaron dos penas máximas, sobre Diego Rolán otra. El uruguayo fue una pesadilla. No paró de moverse entre la tela de araña del murciélago valenciano. Y comprobó como Neto está en plena forma. Tras el tanto de Santi Mina, el empate hubiera llegado si su cabezazo al primer palo no hubiera sido respondido por una felina intervención del brasileño, que se exhibió poco después a remate de Alejandro Mula. Todo, también, por el costado derecho, donde Cifu fue un incordio, y donde se dejaba ver Jonny, autor de un gran pase entre líneas sobre Diego Rolán que, solo, se trastabilló, y también de un centro al área, esta vez desde la izquierda, que Alejandro Mula no pudo dirigir forzado.

La camiseta del Valencia: dónde comprar, cuánto cuesta, dorsales y lo que necesitas saber

No se mereció marcharse el Málaga por detrás al descanso. Y mucho menos recibir un triple mazazo al cuarto de hora de reanudarse el partido. Tras el paso por los vestuarios, el Valencia dejó su sistema defensivo a un lado y apretó el acelerador. El hat-trick de Simone Zaza, el primero que marca en su experiencia en las tres grandes ligas europeas donde ha jugado. El primero de sus goles vino con polémica después de la tercera asistencia esta temporada de Carlos Soler (el que más en la competición liguera junto a Jordi Alba, Guardado e Iñaki Williams. El interior diestro servía y Santi Mina, en fuera de juego, no llegaba al remate, intervenía en el juego antes de que su compañero italiano encarrilase antes de sentenciar.

El artículo sigue a continuación

Porque el segundo llegó en remate en plancha después de una buena acción conjunta de ataque que “dejaba en bragas” la mala disposición colectiva del Málaga. Pero ni en equipo ni en individual. Luis Hernández la pifiaba al ir al choque ante Santi Mina y de ello se aprovechaba el ex de la Juve para darse un autopase y batir sin problemas a Roberto. El internacional italiano se incluye, en este hat trick, en el privilegio club de jugadores valencianista que marcan tres goles en ocho minutos: David Villa, Wilkes y Mundo.

No hubo más. El Málaga se hundió y pidió la hora a media hora para la conclusión. En esos minutos de la basura, interminables para los andaluces, nos dejaron tres imágenes: la del abrazo efusivo de Kondogbia (jugador del Sevilla con Michel y Marcelino) con su entrenador, la de la reconciliación de Simone Zaza después de la polémica vertida en la última semana, y la del reconocimiento de la afición de Mestalla con su capitán Dani Parejo que se marchó del campo sustituido como un ídolo, ovacionado y aplaudido.

El tanto de Rodrigo sirvió para establecer la manita y para premiar su insistencia sobre la portería contraria para unirse a la fiesta goleadora. Hasta tres paradas previas tuvo que realizar Roberto, el único componente malagueño que tuvo amor propio en estos compases, para que el ex de Benfica anotara por segunda jornada consecutiva. Lo hizo, en plena diversión del Valencia, y después de un taconazo de Guedes que saldrá en todos los telediarios, donde puede aparecer Michel en las próximas horas o días.

Comentarios ()