Con Scocco, nadie en River se pregunta por Alario
El delantero, que convirtió 11 goles en 11 partidos, le dio el triunfo una vez más al Millo, ahora ante Defensa por Copa Argentina. Imparable.

Cuando Bayer Leverkusen compró a Lucas Alario, los hinchas de River se desesperaron: ¿quién iba a hacer todos los goles que se llevaba el Pipa?

Marcelo Gallardo pidió tranquilidad, como si supiera que la respuesta estaba en su plantel. De hecho, lo supo: antes de que Alario emigrara a Alemania, el Muñeco mandó a buscar a Ignacio Scocco. Y el ex-Newell’s solucionó todos los problemas.

Porque con sus dos tantos convertidos a Defensa y Justicia por los octavos de final de la Copa Argentina, el santafesino no sólo le dio el triunfo al Millonario para que clasifique a cuartos (Exequiel Palacios puso el 3-0 definitivo), si no que sumó su gol número 11 en tan sólo 11 partidos. Mejor dicho, 11 goles en 757 minutos jugados, lo que le da un promedio de un grito cada 68,8 minutos para que River festeje.

Porque los de Núñez sumaron puntos siempre que Nacho convirtió. Marcó en el 1-0 ante Temperley, 3-1 frente a Banfield y 1-1 contra Tigre, por el campeonato, gritó ahora en el 3-0 ante el Halcón por Copa Argentina y festejó en dos partidos importantísimos por la Libertadores: en el 2-0 ante Guaraní y el histórico 8-0 ante Jorge Wilstermann.

El artículo sigue a continuación

Todos los miedos ante la salida de Alario se terminaron cuando Scocco convirtió cinco tantos para que los de Gallardo clasificaran a semifinales de la Copa Libertadores pero, por si a alguno le quedaba alguna duda, Nacho se encargó de seguir gritando para darle alegrías a River, que en cuartos de final de la Copa Argentina enfrentará al ganador de Belgrano y Atlanta.

 

 

Comentarios ()