Con un Benedetto contenido, Pavón fue el que se puso el traje de superhéroe
En un partido complicado para Boca, el juvenil se puso el equipo al hombro: marcó el gol del triunfo y fue una amenaza constante para Chacarita.

Todo superhéroe necesita de un ladero que lo asista para lucirse, pero que también sea capaz de sacarlo de algún aprieto circunstancial. Y así como Batman tiene a Robin, Darío Benedetto tiene a Cristian Pavón. El juvenil, que suele ser el asistidor del Pipa en cada uno de los triunfos de Boca, esta vez asumió el papel protagónico y fue el gran responsable del triunfo 1-0 de Boca sobre Chacarita.

Los roles, en la tarde de La Bombonera, se invirtieron por una vez: a los 3 minutos de juego, el nueve fue el que metió la asistencia precisa y el siete el que se fue cara a cara con el arquero para convertir un tanto que parecía abrir la puerta a un cómodo triunfo del Xeneize contra un rival recién ascendido y en plena adaptación a Primera. Sin embargo, la temprana roja a Edwin Cardona, sumada a la buena actuación de un Funebrero que se animó hasta chocar con sus propias limitaciones, derivaron en un partido mucho más cerrado de lo que se esperaba en los papeles.

Al igual que le había sucedido en la semana en la eliminación de la Copa Argentina frente a Rosario Central, el equipo de Guillermo Barros Schelotto no logró que el partido se jugara bajo sus condiciones. Y más allá de la dificultad de jugar 75 minutos con un hombre menos, los motivos también hay que buscarlos en el nivel de algunas individualidades, que no rindieron a la altura de lo que venían acostumbrando: Pablo Pérez, Fernando Gago y el propio Benedetto, los tres pilares sobre los que se sostiene generalmente el Xeneize, no pudieron destacarse.

El artículo sigue a continuación

En ese panorama es donde destaca la actuación de Pavón, que no solamente fue el autor del gol, sino que se sacrificó por el equipo en la marca para compensar el futbolista de menos y generó una sensación de peligro para el rival cada vez que tuvo la pelota en sus pies. "Siempre intento dar lo mejor de mí. Veníamos de una derrota muy dura que nos amargó un poco", reflexionó el atacante tras el encuentro. 

Su actuación no será suficiente para estar entre los convocados de la Selección argentina para la doble fecha de las Eliminatorias. Pero algo está claro: hay futuro.

Comentarios ()