"¡Pequeña mierdita!": Por qué algunos hinchas de Croacia están enfurecidos con Luka Modric

CompartirCerrar Comentarios
El mediocampista de Real Madrid es muy querido en el club, pero un juicio reciente en su tierra natal lo volvió un villano para sus compatriotas.

Luka Modric debería ser la estrella principal de Croacia en este Mundial 2018. El mediocampista, que llega a la máxima cita después de haber ganado la Champions League por tercer año consecutivo con Real Madrid, es una figura muy popular en España. Sin embargo, para los hinchas de su propio país, el futbolista no es tenido en esa misma alta estima.

Cuando era un niño y se desató la guerra que derivaría en la independenia de Croacia, Modric se vio forzado a dejar su hogar en Modrici y, luego de que su abuelo fuera asesinado por los serbios que invadieron la zona, la familia debió irse a vivir en un hotel en Zadar, junto a otros refugiados. En esos tiempos, el fútbol era la única manera de encontrar algo de paz.

Pero el camino no sería sencillo de recorrer. La prueba que realizó en Hadjuk Split no resultó bien para el entonces juvenil: lo rechazaron por ser muy pequeño y débil. Entonces, llegó el momento de una nueva mudanza: con 16 años, Modric se fue a Zagreb para incorporarse al Dinamo. Por su humildad y su modestia, se ganó rápidamente la admiración de sus compañeros, pero los hinchas no terminaban de acogerlo y lo criticaban por no ser lo suficientemente ofensivo: él prefería pasarle la pelota a un compañero o, de ser necesario, jugar hacia atrás para no arriesgar la posesión.

Cuando el volante empezó a brillar con luz propia y fue contratado primero por Tottenham y luego por Real Madrid, los hinchas croatas empezaron a reclamarle que replicara sus rendimientos a nivel clubes en el combinado nacional. Fue recién entre 2015 y 2016 cuando el jugador empezó a convencer a sus compatriotas, a partir de sus buenas actuaciones, que también ayudaron a que el seleccionado levantara mucho su nivel.

Sin embargo, el romance del público croata con Modric no duraría mucho.

Desde que era un adolescente, el mediocampista estuvo relacionado con el agente Zdravko Mamic: el dueño de Mamic Soccer Agency (MSA) fue quien ayudó a orquestar su llegada a Dinamo Zagreb. El representante, además, se caracterizaba por ayudar financieramente a los jóvenes que tenían un contrato con él, a cambio de que le cedieran un porcentaje de sus salarios en caso de que triunfaran como futbolistas.

Se especuló que Modric, Eduardo da Silva, Dejan Lovren y muchos otros habían firmado estos contratos con MSA, pero Mamic insiste en que estaba arriesgando su futuro porque es posible que estos jugadores nunca hayan tenido éxito: "¡Fue un riesgo de negocios que tomé! Siempre hablas de Modric y Eduardo, pero ¿qué hay de los jugadores en los que invertí y nunca obtuve nada a cambio porque no pudieron hacer carrera?", explicó Mamic hace varios años.

A pesar de las afirmaciones de Mamic de que estaba actuando en interés de sus clientes, toda la historia se hizo pública cuando Eduardo demandó a Mamic, alegando que el trato era como una relación propietario-esclavo y que se veía obligado a darle a Mamic un porcentaje de su salario hasta el final de su carrera. Eduardo argumentó que no entendía a qué estaba de acuerdo cuando firmó el contrato ya que no entendía el croata con fluidez. Llegó a Zagreb cuando tenía 15 años y Mamic pagó por su cirugía y compró una casa para el jugador y su familia, lo que luego le permitió a Eduardo obtener el pasaporte croata por medio de su residencia.

El tribunal favoreció a Mamic sobre Eduardo en el caso, pero el agente se vio obligado a cerrar MSA después de convertirse en director y presidente ejecutivo del Dinamo. Insistió en que su hijo Mario Mamic también devolvería la licencia de agente a la FIFA y no se involucraría en la transferencia de jugadores del Dinamo, pero luego se supo que eso no había ocurrido.

La influencia de Mamic también se extendió a la federación croata, donde tuvo influencia en la selección de los entrenadores de la Selección y en las elecciones del presidente de la asociación. Sin embargo, fue su relación con el Dinamo y su participación en las ventas de sus jugadores lo que finalmente se puso en tela de juicio, con Mamic llevado a juicio para evaluar si obtuvo ganancias ilegales.

Muchos jugadores de renombre fueron convocados como testigos para el juicio de Mamic, incluyendo a Modric, a quien se le pidió que explicara su relación con el Dinamo y Mamic. El juez dictaminó que junto con el contrato que Dinamo tenía con los jugadores, también firmarían un acuerdo que regularía el dinero de la transferencia que se dividiría entre el club y el jugador, con el porcentaje asignado al jugador terminando finalmente  en el bolsillo de Mamic.

luka modric tottenham

Modric fue la mayor transferencia en la historia del Dinamo cuando fue vendido por 21 millones de euros al Tottenham. Como parte de su acuerdo, Modric pacto entregar su porcentaje a Mamic, pero durante el juicio, la acusación demostró que el acuerdo adicional con respecto a la división de los ingresos del jugador/club se firmó después de la transferencia de Modric a Tottenham, en lugar de hacerse antes.

Durante su testimonio, Modric cambió de algunas de sus declaraciones iniciales, diciendo "no me acuerdo" cuando se le preguntó cuándo se firmaron los contratos y cuándo recibió dinero del acuerdo, y también confundió la fecha en que hizo su debut internacional.

Modric afirmó que las autoridades lo sacaron de la concentración de la Selección y lo interrogaron durante varias horas durante la noche, dejándolo demasiado cansado para comprender correctamente la declaración que había firmado para ellos. Durante el juicio, los cambios de su declaración beneficiaron a Mamic.

El artículo sigue a continuación

Esta alteración en la declaración para tratar de ayudar a Mamic no fue bien recibida por los hinchas del fútbol en Croacia. Fue blanco de algunos graffitis ofensivos en Zadar, Zagreb y Split, mientras que los fanáticos cantaron "Luka Modric, little shit" durante los partidos de la liga croata.

Al final del juicio, Mamic fue declarado culpable y sentenciado a seis años y medio de prisión, mientras que Modric y Lovren enfrentan cargos por perjurio. Mamic escapó a Bosnia y Herzegovina la noche anterior al veredicto, alegando que apelará.

El juicio ha manchado la reputación de Modric entre sus seguidores, con los partidarios de Hajduk Split alentando incluso contra Croacia debido a la participación de Modric. Otros fanáticos de los clubes todavía quieren que la nación vaya bien en la Copa del Mundo, pero ahora Modric nunca será su héroe, sin importar lo que logre en el campo.

Próximo artículo:
¿Cuándo jugarían Barcelona y Boca por el Trofeo Joan Gamper? Día, horario, sede y TV
Próximo artículo:
El Bayern no lo hará sencillo: ¿Cuáles son las posibilidades de que James regrese al Real Madrid?
Próximo artículo:
"De Jong, De Ligt y Van de Beek no están en venta"
Próximo artículo:
Quiénes tiran los penaltis, faltas y saques de esquina en el Real Madrid
Próximo artículo:
Mercado de pases de Boca en vivo: los rumores de refuerzos y bajas para 2018
Cerrar

Utilizamos cookies para proporcionarle la mejor experiencia en línea. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso de acuerdo con nuestra política de privacidad.

Mostrar más Aceptar