Los factores que transformaron a Messi en Leo

CompartirCerrar Comentarios
La Pulga se puso el traje de héroe y sacó adelante un partido que había empezado complicado. Los números que explican su categórico rendimiento.

Cuando Argentina jugaba contra si misma, cuando la soga estaba al cuello y la situación era apremiante, cuando todos los ojos estaban puestos en él como nunca antes, Messi se transformó en el Leo que necesitaba. En ese que te salva cuando nada sale bien. No es casualidad que, justo hoy, haya sucedido esto: el técnico, los compañeros y su propio temple jugaron con y para él.

La Pulga se calzó la camiseta héroe porque sabía que era su momento para brillar. Sabía que el gol de Romario Ibarra a los 40 segundos no lo iba a dejar sin Mundial. Entonces, arremetió, como arremetió contra Perú y, esta vez, la pelota no dio en el palo ni Banguera hizo una atajada histórica, sino que entró en el arco. Una, dos, tres veces. En los últimos dos partidos fue determinante, pero en la altura de Quito jugó de todo para que nadie le saque el pasaje.

Los jugadores que tuvo alrededor hicieron los que tantas veces se le pidió: que se la den. Según Opta, recibió 25 pases y su mejor socio fue Enzo Pérez, quien se la dio ocho veces. Di María y Benedetto, sus aliados en la ofensiva, también lo buscaron en todo momento: fueron tres pases del de Boca y cuatro -asistencia incluida- del de PSG. Los tres tantos vienen por confiar ciegamente en él: devolverle la pared como sea fue la clave para que pueda desenvolverse con mayor libertad que en otras oportunidades.

El artículo sigue a continuación

Jorge Sampaoli también tiene su grado de responsabilidad en ir encontrando a la mejor versión del mejor del mundo. Ya en La Bombonera había marcado la diferencia y, esta vez, su posición en la cancha también influyó en su rendimiento porque, esta vez, no necesitó irse hasta la mitad de la cancha para que se la toquen. Todo lo contrario, fue el futbolista más adelantado del equipo, tanto así que fue el único jugador, junto a Di María  que la tocaron adentro del área -sin contar a Icardi y a Acuña, que la tocaron solo una vez-.

"Si estamos a la altura de Messi, vamos a ir al Mundial", dijo el entrenador, y cumplieron todos para meterse en Rusia 2018, aunque sea en el último momento.

Próximo artículo:
Pretemporada de Atlético Nacional 2018: Fechas, lugares y amistosos
Próximo artículo:
La diversidad y el "Chile que sueño": La reflexión de Beausejour tras el título de Francia
Próximo artículo:
Rumores del América en vivo: Todo el mercado para el Apertura 2018
Próximo artículo:
La plantilla del Real Madrid 2018/19: jugadores y cuerpo técnico del equipo de Lopetegui
Próximo artículo:
Tevez y el fracaso de Sampaoli: "Si no haces las cosas bien, no podés llegar lejos"
Cerrar

Utilizamos cookies para proporcionarle la mejor experiencia en línea. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso de acuerdo con nuestra política de privacidad.

Mostrar más Aceptar