Las figuras de Rusia 2018: El “bullying” con el que convive Ígor Akinfeev

CompartirCerrar Comentarios
Es uno de los grandes arqueros que ha dado la escuela rusa, pero sus errores parecen borrar todo lo bueno y sólo dejan espacio para las burlas.

“El portero maldito”, “la brutal patada de Ígor Akinfeev sobre Hirving Lozano”, “el portero que ostenta el peor récord de la Liga de Campeones”, “experto en hacer barbaridades” y una lista que continúa… Los títulos periodísticos, nocivos, intentan crear una realidad paralela a otra realidad. Una rápida mirada por algún buscador virtual de habla hispana serviría como prueba para sostener la teoría: Ígor Akinfeev sufre una especie de “bullying online”. Las noticias que aparecen sobre el histórico arquero del seleccionado ruso parecen leerse con la mitad del vaso vacío: resaltan con mayúscula sus errores, al punto de borrar sus virtudes y dejar en ridículo su papel bajo los tres palos.

Guía del Mundial Rusia 2018: todo lo que hay que saber

Es cierto que Akinfeev cometió un grave error frente a Corea del Sur, en el Mundial de Brasil. También es verdad que falló frente a Argelia, en la misma competencia. ¿Acumula 10 años recibiendo al menos un gol en los partidos que disputó en la Champions League? Sí, la estadística no miente y no esconde. ¿Se metió un autogol increíble contra Tottenham, en Wembley? Sí, los videos del error siguen sumando reproducciones para justificar la constante burla. ¿La torpe infracción que le cometió al mexicano Hirving Lozano, en la última Copa Confederaciones, fue muy violenta? Por supuesto, nadie podría negar el hecho.

Akinfeev ps

Su libro, sin embargo, tiene más capítulos que están escritos con letra grande, intentando no ser invisibles en la era de lo viral. Los últimos técnicos que estuvieron al frente de Rusia (Dick Advocaat, Fabio Capello, Leonid Slutsky y Stanislav Cherchesov), por ejemplo, no dudaron en darle la titularidad y en convertirlo en el principal referente que tiene hoy el país organizador del certamen más prestigioso de la FIFA. Nadie titubea al decir que es el gran símbolo de una generación de futbolistas rusos: lleva más de 90 partidos internacionales, tras debutar cuando tenía apenas 18 años, en un juego contra Noruega (28 de abril de 2004), y es el cuarto con más encuentros en la vida de esta Selección, detrás de Sergei Ignashevich (120), Viktor Onopko (113) y Vasili Berezutski (101). Su punto más alto lo consiguió hace casi una década: fue en la Eurocopa de 2008, sobresaliendo para que Rusia llegue hasta las semifinales de la competencia (eliminado por el luego campeón España). Y su anécdota más peligrosa la vivió en 2015, de visitante contra Montenegro (Eliminatorias para la Eurocopa), cuando recibió el impacto de una bengala: terminó hospitalizado y con quemaduras en el pelo.

Nacido en la vieja Unión Soviética, en 1986, Akinfeev está considerado como uno de los mejores arqueros que tuvo su nación a lo largo de la historia, tras el retiro del gran lev Yashin, la “Araña negra” que conquistó el mundo, el inventor del puesto. Con apenas 17 años, debutó en CSKA de Moscú, una de las instituciones más grandes del país. Y a los 18 ya era titular en el conjunto de su vida, el que nunca abandonó, donde suma una cadena de títulos (ganó cinco veces la Liga Premier de Rusia, seis veces la Copa de Rusia, cuatro veces la Supercopa de Rusia y una Copa UEFA, en 2005).

Próximo artículo:
Florentino Pérez: "No se me ha pasado por la cabeza fichar a Harry Kane"
Próximo artículo:
Cuando Dani Alves estuvo a punto de fichar por el Real Madrid
Próximo artículo:
Zidane, primero en ganar el premio FIFA a Mejor Jugador y Mejor Entrenador
Próximo artículo:
Florentino Pérez: "Le he dicho a Alves que tenía que haber jugado en el Madrid"
Próximo artículo:
Murcia verá nacer al Barcelona del futuro
Cerrar