Gago, el dueño del nuevo Boca

CompartirCerrar Comentarios
Frente a Olimpo, el capitán del Xeneize mostró un nivel altísimo. Liberado de obligaciones defensivas, fue eje del juego y hasta le anularon un gol.

Cuando Carlos Tevez decidió dejarse seducir por el dinero chino, Ricardo Centurión heredó tanto la camiseta número 10 como la responsabilidad de ser el líder futbolístico de Boca. Luego de la salida de Centu, el dorsal pasó a Edwin Cardona, quien durante la pretemporada pareció también estar preparado para quedar a cargo del timón azul y oro. Sin embargo, en el comienzo del campeonato, la realidad fue otra: en el triunfo 3-0 sobre Olimpo, el director de la orquesta azul y oro fue Fernando Gago.

En una muy buena actuación del campeón defensor, el capitán fue el eje del juego del equipo de Guillermo Barros Schelotto: el mediocampista no solamente fue el hombre que más pelotas tocó en el partido, con 129, sino que también fue quien más pases dio, con 117 y una altísima efectividad del 86%. Para poner en contexto: el volante solo repartió casi el triple de pelotas a sus compañeros que el futbolista de Olimpo con mejor estadística en el rubro (Lucas Villarruel, que entregó 47).

El artículo sigue a continuación

Con Wilmar Barrios encargado de la recuperación (el colombiano fue el hombre que más pelotas recobró en el encuentro junto a Pablo Pérez, con nueve cada uno), Gago se liberó de responsabilidades y, suelto en toda la zona media, participó activamente de la generación de juego ofensivo: más del 65% del total de los pases que repartió (77) fueron en campo rival. De hecho, de la totalidad de sus entregas a compañeros, la tercera parte fueron para los tres delanteros: 14 a Cristian Pavón -incluidos los dos que derivaron en las asistencias para los dos primeros goles-, 12 a Cardona y 13 a Darío Benedetto. Su socio preferido, como habitualmente sucede, fue Pérez, a quien le dio 24 pases (y de quien recibió 20).

En la faz ofensiva, Gago también llegó a pisar el área rival y, cuando el encuentro estaba 2-0, marcó un gol que fue equivocadamente anulado por una inexistente posición adelantada de Paolo Goltz. Un tanto que habría significado la frutilla del postre para una actuación estupenda.

Próximo artículo:
D'Onofrio y el secreto del éxito de River
Próximo artículo:
Cómo ver Universidad de Chile - Huachipato en vivo y online: streaming y TV
Próximo artículo:
El clásico cordobés fue para el Pirata: Belgrano venció 2-1 a Talleres
Próximo artículo:
Universidad de Chile vs. Huachipato: formación, día, horario y TV
Próximo artículo:
Rudy Valencia se va al Audaz
Cerrar

Utilizamos cookies para proporcionarle la mejor experiencia en línea. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso de acuerdo con nuestra política de privacidad.

Mostrar más Aceptar