El Clásico de Europa: Real Madrid se juega superar al Bayern

CompartirCerrar Comentarios
El equipo blanco podría domar a su 'bestia negra', con el que ha caído ya 5 veces eliminados y ha perdido 11 partidos.


OPINIÓN Y ANÁLISIS


Real Madrid y Bayern de Múnich vivirán este martes un nuevo capítulo de una de las mayores rivalidades que existe en el fútbol europeo, si no es la que más, cimentada con el paso de los años. El conjunto blanco no solo se juega el billete para las semifinales sino también la posibilidad de enterrar momentáneamente a su gran rival deportivo en el viejo continente, con el que empata en número de eliminaciones.

Todas las noticias sobre el Real Madrid

El equipo bávaro ha sido durante muchos años  la gran ‘bestia negra’ de los blancos, como reza una pancarta que luce con orgullo uno de los anillos del graderío del Allianz y como han venido demostrado a lo largo de la historia, pese a la contundente última eliminación de los muniqueses en manos de los merengues en la temporada 2013-14 por un global de 5-0. Y es que el Real Madrid tiene un bagaje negativo de 11 partidos perdidos en las 23 ocasiones en las que cruzaron sus caminos, cayendo, además, en cinco ocasiones eliminados. Todo un coco para los madridistas en su torneo fetiche.

Ahora el cuadro merengue tiene la oportunidad de desnivelar la balanza de los duelos entre ambos equipos a su favor. Ya ha logrado vencer dos veces consecutivas en el Allianz, un hito al alcance de muy pocos, y ahora podría sumar tres cifras favorables más, como son el número de eliminaciones, igualado en este momento en 5 ocasiones para cada club, o la cantidad de partidos ganados o de goles marcados. 

GFX RM-FCB

Los duelos de este Clásico europeo se iniciaron en 1976 en las semifinales de la antigua Copa de Europa. Desde entonces, y hasta el último enfrentamiento en las semifinales de la Champions 2013-14, se habían medido en diez eliminatorias, repartidas a partes iguales con cinco a favor por cada entidad, y en otros dos encuentros correspondientes a la liguilla de grupos de octavos, en el curso 1999-2000.

A todos estos elementos hay que añadir dos ingredientes que hacen todavía más especial esta vuelta de los cuartos de final. Y es que la presencia de Xabi Alonso y Carlo Ancelotti en el Bayern dan una dosis de morbo, y también de breve tregua, en este ya de por sí caliente enfrentamiento entre dos de los grandes colosos del fútbol europeo, quienes vuelven a poner a prueba su leyenda e historial.

Próximo artículo:
Aspas lidera el premio Zarra al mejor goleador español
Próximo artículo:
Cuando Del Horno y el Chelsea dejaron a Messi sin su primera final de Champions
Próximo artículo:
Por qué Cesc Fàbregas se fue del Barcelona
Próximo artículo:
Claudio Marchisio podría dejar la Juventus y marchar a la MLS
Próximo artículo:
De Vrij, al que sigue el Barcelona, dejará la Lazio este verano
Cerrar