thumbnail Hola,

Como nunca hasta aquí, el sofá tomó color. Embanderado. De verde. Nigeria y Argelia lo hicieron soñar, pero la lógica no es amiga del romance futbolero.

Sebastián García
Director Editorial
Goal.com Latinoamérica
Mundial de Sofá   
Tercer partido que va a alargue. Primero que se define sin ir a los penales. Tres goles en 30 minutos, después de una hora y media sin anotaciones. Y el drama que todos necesitamos en un Mundial (cuando somos neutrales), pero que nadie esperaba que se diera en un Alemania vs. Argelia.

Europa este lunes le ganó 2 a 0 a África y ya tenemos un cruce de semifinales asegurado entre UEFA (Francia o Alemania) y CONMEBOL (Brasil o Colombia).

Esto fue lo que más me llamó la atención de esta tercera jornada de octavos de final:

  • SON 11 CONTRA 11 Y…: No siempre ganan los alemanes. La vieja frase que siempre repiten Jorge Valdano y Gary Lineker, hace rato que dejó de ser una verdad absoluta. Hace rato que esto no constituye base empírica alguna. La última vez que Alemania se quedó con un torneo grande, fue en Inglaterra, en ocasión de la Euro 1996. ¿En Mundiales? Nottimaaaaaaaaagiche, decía la canción que sonaba por todos lados mientras Andreas Brehme lograba lo que pocos humanos consiguieron en ese verano italiano: derrotar a Sergio Goycochea desde los 12 pasos. Pero en la noche Gaúcha, un taco mágico de Schurrle y la impericia de Argelia para resolver bien al menos uno de los varios rompecabezas en forma de contragolpe con ventaja numérica, se interpusieron ante el sueño de toda África y de millones de neutrales que soñaron con la hazaña.

  • ¿Y SI DEJAN AFUERA LOS PROBLEMAS?: Camerún, antes de viajar. Ghana, en plena primera fase. Nigeria, en la antesala a un choque de octavos de final ante Francia. Estas tres selecciones africanas tuvieron la mira corrida. El foco puesto en otro lado. Ghana y Nigeria se hicieron transportar dinero (en concepto de primas o premios) en vuelos desde África en pleno torneo. Camerún amagó con boicotear el torneo. Ninguno sigue con vida en Brasil 2014. Nigeria no tuvo un mal papel ante Francia. Pero queda el interrogante: ¿y si dejaban afuera los problemas? Otro Mundial más. Otra oportunidad desperdiciada por todo un continente que jamás termina de mostrar todo lo que insinúa.

  • EN SILENCIO, YA ESTÁ ENTRE LOS OCHO: Francia llegó sin siquiera ser cabeza de serie. Cuando nadie los tenía en cuenta a la hora de la conversación grande sobre los candidatos, terminaron de confundir a todos. Se bajaba Franck Ribery. “Listo, terminó el Mundial para Francia”, sentenciaban algunos. Después de ganar su grupo, aplastando a Honduras y a Suiza y tomándose un “día libre” ante Ecuador, se sacó de encima a Nigeria y ya está entre los ocho finales. Alemania, con todo su desgaste a cuestas y los 120 minutos tremendos ante Argelia, difícilmente habría elegido a Francia como rival en cuartos.

  • NO ES APTO NI PARA ALEMANES: Salvador a las 13hs. Fortaleza a las 16hs. Recife a las 16hs. Y una vez que tuvieron un respiro y fueron a jugar con una temperatura más baja, tuvieron que batallar en un partido de altísima intensidad, durante 120 minutos contra Argelia. Ahora, como premio, un durísimo choque de cuartos de final a las 13hs en Río de Janeiro y contra Francia. No hay estado físico que aguante. Ni el de los alemanes.

  • POR CENTÍMETROS: Jugadas muy parecidas. Ambas terminaron en la red del equipo europeo. Ambas llegaron por centros desde la izquierda. Y ambas jugadas estuvieron bien anuladas. Francia terminó ganando por dos (aunque el segundo gol llegó ya con todo definido y terminó rubricando una diferencia un tanto excesiva), mientras que Alemania tuvo que sufrir hasta el minuto 120. Pero qué cerca estuvieron ambas selecciones europeas de pasarla realmente mal. Por centímetros. A veces es lo que marca la diferencia entre seguir o volver a casa.

Artículos relacionados