thumbnail Hola,

Brasil 2014 ya igualó el total de goles que alcanzó Sudáfrica 2010, con 12 partidos por jugarse. Este domingo, alguna que otra lágrima se derramó sobre el sofá.

Sebastián García
Director Editorial
Goal.com Latinoamérica
Mundial de Sofá   

Todo lo milagroso que fue el gol de Suzi en Panamá. El éxtasis que contagió la chilena de Raúl Jiménez en el Azteca. El alivio que llegó también en Santa Úrsula con la goleada a Nueva Zelanda. Todo eso había quedado ya en la historia. Este México cambió su cara y fue de los equipos más sólidos y combativos de Brasil 2014.

Pero tuvo a su villano de turno: Arjen Robben. Y también tuvo sus cinco minutos de pesadilla. Se desconectó y lo echaron del Mundial.

La jornada se cerró con el segundo partido que se va a penales de los cuatro de octavos de final que vivimos hasta ahora. Lo más jugoso, lo repasamos a continuación:

- AMARGA DESPEDIDA: México había llegado a Brasil 2014 a golpe de milagro tras milagro. Chilenas épicas, gol estadounidense in extremis. Todo parte de un recuerdo ya lejano. Todo lo épico de aquella clasificación, este Tri, en su acceso a octavos de final, lo convirtió en lógico y merecido. Sólido atrás. Contundente adelante. México avanzó con justicia y llegó al minuto 85 en ventaja ante Holanda. Cinco minutos fatales y un engaño de un delantero holandés, lo sacan del Mundial. Pero se va con la frente bien alta y con ese dolor de saber que merecía más.

- REMONTADAS ANARANJADAS: Diego Costa cayó. Penal y gol de España. No fue problema. Holanda dio vuelta al campeón defensor y le metió cinco. Australia se le puso 2 a 1. No hay drama, dijo Holanda. Y terminó con un 3 a 2 a favor. El único que no le convirtió y no lo obligó a la remontada, fue Chile (2 a 0 para los de Van Gaal). Sorprenderse por el poder de fuego de la Naranja, es de despistado. Cuarto triunfo, tercero tras comenzar perdiendo.

- EL PASAJERO SORPRESA: Si revisamos los clasificados a cuartos de final hasta aquí, sin dudas el mote de sorpresa, le cabe a Costa Rica. Eso si pensamos en la previa. Porque si nos remitimos a lo que mostraron hasta aquí los 32 equipos, ¿quién puede decir que es sorpresivo lo de Costa Rica en Cuartos? Ganó con total justicia el Grupo de la Muerte. Llegó con más y mejores credenciales que Grecia (al más improbable de los duelos de octavos) y pasó en los penales. Se sobrepuso al traspié de quedarse sin Duarte y resistió el golpe anímico del gol sobre la hora. Ahora sube la apuesta. Y va por Holanda. ¿Por qué no?

- EL 2004 YA QUEDÓ LEJOS: La hazaña griega en la Euro de Portugal, sigue siendo uno de los triunfos más sorpresivos de la historia del fútbol. A pura épica. A puro músculo. Algo de esa épica, pareció florecer con el penal sobre la hora contra Costa de Marfil y con el empate, también justo antes del final, en Recife ante Costa Rica. Pero se quedó en un amague. El 2004 ya pasó. Y no volverá.

- PAUSA PARA DISFRUTAR LA BEBIDA PATROCINADORA: Este sábado, vimos por primera vez en un Mundial, lo que acostumbramos a ver en nuestras ligas latinoamericanas: una pausa para que los jugadores se hidraten. ¿Anticipo de lo que vendrá en Qatar 2022 EN TODOS LOS PARTIDOS? Varios patrocinadores ya prestaron atención a la duración y al funcionamiento de estas pausas y ya están pensando con sus equipos creativos, de qué manera mostrar sus marcas ante los ojos del mundo.

Relacionados