thumbnail Hola,

La Vecchia Signora quedó afuera de la Europa League y deberá conformarse con la Serie A que está a punto de ganar. Aplastante a nivel local, queda en deuda afuera.

Resulta muy difícil de calificar la temporada 2013-14 de Juventus después de una nuevo derrota a nivel internacional, la segunda en el lapso de cinco meses. Porque considerarla un fracaso resulta demasiado castigo para el próximo tricampeón de la Serie A , demoledor a nivel local; pero de ninguna forma puede considerarse exitoso un equipo que con material de sobra, solo dará una vuelta olímpica.

En el mes de enero y con motivo de la eliminación de la Coppa Italia ante Roma, se comenzaba a poner en duda la actualidad de la Vecchia Signora . Hacía poco había quedado afuera de la UEFA Champions League contra Galatasaray , en un grupo donde se imaginaba la pelea por el primer puesto con Real Madrid, pero la segunda competición europea lo tenía a la expectativa.

En 16vos de final eliminó a Trabzonspor , pasó luego a Fiorentina y a Olympique de Lyon . Llegaba a la semifinal ante Benfica , que más allá de ser el campeón de Portugal, no presentaba figuras de renombre en la comparación. Sin embargo perdió en la ida y 96 minutos no le alcanzaron para convertir un gol en Turín y dar vuelta la serie. Las caras largas del plantel, de Antonio Conte y los hinchas graficaron todo: se había fracasado una vez más .

Tampoco se lo puede discutir a nivel local, en el Calcio que lo tiene como líder con ocho puntos de diferencia, 30 triunfos en 35 partidos, apenas dos derrotas y perfilado para ganar este fin de semana el tercer título al hilo. Porque es necesario recordar que hace siete años, sufría la vergüenza más grande de la historia con el descenso por el famoso Moggigate y la necesidad de una reestructuración integral . Volvió en un año, se acomodó y hoy ya es una dinastía con futbolistas experimentados de un lado y promesas por el otro.

El fútbol italiano difícilmente tenga un arquero como Buffon , un cerebro como el de Pirlo , un talento como el de Vidal , una calidad como la de Pogba o un goleador como Tevez . El problema es que Europa sí. Y si no lo tienen, lo reemplazan de otra forma, desnudando los puntos más flojos de los bianconeri.

El cierre de aquel resumen hasta enero, tiene tanta validez a más de tres meses: Cuando llegue el momento de celebrar el tricampeonato, ningún fanático bianconero pensará en las oportunidades que se dejaron pasar para seguir sumando logros. Pero la historia marcará que al ciclo de Antonio Conte, por el equipo sólido que logró conformar y arrasa en la Serie A, le faltaron algunos títulos más .

Relacionados