thumbnail Hola,

El jugador del AC Milan marcó tres de los seis goles nigerianos frente a Tahití y Adriano Galliani ya pidió su ascenso al primer equipo Rossonero.

Para los aficionados es raro ver un marcador de 6-1 en un torneo internacional de renombre como la Copa Confederaciones, sin embargo, fue así. Además de esto, también llama la atención que el equipo nigeriano, ganador del partido, haya sido duramente criticado y que los perdedores, Tahití, sean vitoreados como campeones.

Todo esto se dio en el marco del primer partido de ambos equipos por la Copa Confederaciones, donde las Super Águilas vencieron un equipo tahitiano, desconocido para casi todos, pero su rendimiento no convenció. Sin embargo, en medio del triunfo, brilló Nnamdi Oduamadi, jugador del Milan de Italia y quien con un Hat-Trick fue lo único destacable del equipo de Stephen Keshi.

Oduamadi, es parte del grupo de jugadores que Keshi estableció como titular tras el golpe recibido después de la Copa Africana de Naciones, donde algunos pidieron su baja. Por eso, tras ese golpe, muchas de las figuras quedaron relegadas y varios de los que ganaron el título ya no son convocados por el técnico nigeriano, estableciendo la llegada de los que él considera talentos jóvenes y con quienes ha enfrentado los partidos que siguieron a la disputa continental.

El jugador, de 22 años, ya parece el mejor del grupo y ha marcado 4 goles en seis partidos internacionales, realizando una aparición notoria en el partido frente a Tahití. Además de esto, su participación fue fundamental en el partido contra Kenia por las Eliminatorias para el Mundial, logrando así el cariño de la afición nigeriana.

Con base en todo esto, Nnamdi tiene todos los motivos para celebrar, pues por fin empieza a proyectarse como figura trascendente, algo que no había logrado en los años anteriores y que se suponía era su futuro más cercano. Sin embargo, las lesiones, como la aparecida en 2009, la cual no le permitió jugar el Mundial Sub 20 con su país, retardaron el proceso.

Oduamadi, al igual que Nwankwo Obiorah, Joel Obi y Ogenyi Onazi, constituyen un grupo de jóvenes estrellas nigerianas fichadas por clubes italianos a una edad temprana. Así, mientras Obi y Onazi han estado en Inter y Lazio, respectivamente, Oduamadi y Obiorah han pasado a préstamo por varios clubes desde su llegada a Europa.

Desde que salió de Nigeria en 2008, encontrado por la Academia de Fútbol Pepsi, Oduamadi ha estado en Génova, Turín y Varese, perfeccionado todo su talento y adaptándolo al fútbol italiano. Convirtiéndose así, en un jugador inteligente para atacar e igualmente hábil en los flancos, teniendo un papel más integral a los movimientos ofensivos. Sin embargo, tras su partido contra Tahití, los comentarios de Adriano Galliani para promover el jugador al primer equipo, no se hicieron esperar y el delantero espera seguir respondiendo con goles a lo dicho por el vicepresidente del Milan.

Ciertamente, esto no será tan fácil como lo fue contra Tahití, pero la Copa Confederaciones le da al joven una oportunidad única para demostrar su confianza y talento ante una audiencia mundial que espera por lo que él pueda mostrar. 

 

Relacionados