thumbnail Hola,

El entrenador alemán, que ganó un título después de diez años al frente de la selección, dejó su futuro en manos del presidente de la Federación Alemana de Fútbol.

Una década después de llegar a la Selección de alemania, Joachim Löw al fin pudo levantar un título Mundial. El actual técnico teutón llegó en 2004 como asistente de Jürgen Klinsmann con la finalidad de ser campeón del Mundial de Alemania 2006.

Löw sufrió una dura eliminación contra Italia en las semifinales de aquella Copa. Tras la salida de Klinsmann para dirigir a los Estados Unidos, comenzó con el trabajo de Alemania en el proceso completo rumbo a Sudáfrica 2010.

Esta tarde, el entrenador alemán reconoció que por el trabajo realizado, ninguna selección merecía tanto un título mundial. "Comenzamos a trabajar
hace diez años con Jürgen Klinsmann. Nadie se merece tanto el título como nosotros. Durante estos años, hemos tenido un avance constante, mejorando nuestras actuaciones hasta lograr lo que hicimos ahora, nuestro mejor trabajo", analizó.

Sobre el hecho de ser los primeros en ganar en el continente americano, Löw dijo:
"Es algo especial pues conseguimos ser el primer equipo europeo en ganar la Copa del Mundo en América, en Río de Janeiro". Además, el entrenador quiso subrayar la unión y el esfuerzo de todo el equipo, la fe que mostraron y el coraje para no dejar nunca de correr.

"El espíritu del equipo es increíble. Tienen gran fuerza de voluntad y es por eso que lo hemos luchado. Los jugadores lo dieron todo, con Bastian Schweinsteiger y Philipp Lahm mostrando coraje al correr todo el tiempo", dijo.

Cuestionado sobre su futuro con la selección de alemania, pese a que se dice que se irá, Löw reconoció: 
"Aún tengo contrato. Necesito juntarme con el Presidente (de la Federación de Alemania) y ver qué sucederá".

Artículos relacionados