thumbnail Hola,

El volante contrató un vuelo privado para que sus amigos de la infancia puedan presenciar el partido decisivo ante Alemania.

Ángel Di María no se olvida de sus raíces. El Fideo sorprendió a sus diez mejores amigos de la infancia y los invitó nada menos que a la final de la Copa del Mundo, en un vuelo charter alquilado especialmente para la ocasión.

Sus amigos del barrio Cerámica de Rosario -con siete de ellos comparte un tatuaje en la pierna- partirán rumbo a Rio de Janeiro el próximo sábado a las 23 y recibirán los preciados tickets para el encuentro ante Alemania.

"Estábamos como locos porque no podíamos viajar ni conseguir la entrada. Por suerte Angelito se acordó de nosotros y nos invitó. Quien lo conoce sabe que él es así, sencillo y que nunca olvida su origen ni a sus amigos. Algo nos dice que vamos a volver con la copa", comentó Ángel, uno de los amigos del volante.

Un gesto que enaltece a Di María, quien en las últimas horas intensificó los trabajos para poder estar presente en la final, por lo menos para ser una de las variantes de Sabella desde el banco de suplentes. Pase lo que pase, sus amigos estarán alentándolo desde la tribuna.

Artículos relacionados