thumbnail Hola,

Fideo aumentó las cargas pensando en el partido frente a Alemania y los médicos son optimistas en cuanto a su recuperación. Sabella no dio pistas del posible equipo.

Es el partido de sus vidas, el encuentro que soñaron desde chicos. Por eso, Ángel Di María se esfuerza para recuperarse en tiempo record y poder estar a disposición de Alejandro Sabella, de cara a la final de la Copa del Mundo.

Esta mañana, Fideo respondió sin problemas a una evaluación física límite y, por eso, desde el cuerpo médico y técnico se ilusionan con poder contar con el jugador del Real Madrid el próximo domingo en el Estadio Maracaná.

¿Qué ejercicios realizó? Tareas de velocidad y reacción, tanto en línea recta como en un circuito zigzag formados por conos, que superó sin secuelas de dolor. Según el último informe, Di María había trabajado entre un "60 y 80 por ciento" de sus posibilidades, pero en el entrenamiento de este viernes aumentó las cargas. 

La lesión de grado 1 en la parte anterior del muslo derecho que sufrió en el encuentro ante Bélgica le impidió estar en el cruce ante Holanda, pero el esfuerzo de Fideo podría darle una buena noticia a Pachorra, quien podría contar con su presencia, por lo menos en el banco de suplentes.

En cuanto al resto del plantel, los jugadores hicieron trabajos regenerativos -el entrenador no dio pistas sobre el posible equipo-, y Rojo trabajó diferenciado por un golpe en la tibia y tobillo izquierdo, aunque llegaría sin problemas al partido decisivo ante el conjunto teutón.

Artículos relacionados