thumbnail Hola,

El gen argentino ha sido conformado por culturas de todo el mundo. La holandesa no ha sido la excepción, como la que hace más de un siglo llegó a Tres Arroyos.

En Tres Arroyos, en el sur de la Provincia de Buenos Aires, se encuentra la única comunidad holandesa del país. Los inmigrantes llegaron a la ciudad en 1889 y nunca más se fueron. Hoy, con el corazón dividido, se enfrentan, como en 1974, 1978 y 1998, a la dificultad de tener que escoger por el país de sus antepasados o el que los recibió hace más de un siglo.
La cónsul, Ida van Mastrigt, le cuenta a Goal que por ahora se juntaron a ver todos los partidos de la Naranja Mecánica en La Perla, una tradicional confitería ubicada en la Avenida Moreno, sin embargo, a la semifinal del miércoles la verán en su casa “por razones obvias”. Ida vive hace 64 años en la ciudad agropecuaria –nació en Rotterdam- y es cónsul hace 37.

Además del Consulado, los holandeses cuentan con un colegio –Colegio Holandés-, una cooperativa agrícola, una iglesia, un cementerio y un club, aunque su mayor orgullo fue la visita de la familia Real en 2006. La exReina Beatriz, la por entonces princesa Máxima Zorreguieta –hoy es la Reina- y el Príncipe Guillermo recibieron la llave de la ciudad y fueron recibidos con gran emoción por toda la comunidad.

“Estamos viviendo el Mundial con mucha emoción. Festejamos los goles de Holanda, pero ahora se va a complicar. No queremos faltar el respeto y algunos no sabemos por quién hinchar. Celebraremos de todas formas. Espero que nos respeten si gana Holanda”, cuenta la cónsul muy amablemente vía correo electrónico. En 1998 varias personas vestidas de naranja fueron a la Plaza San Martín luego de la derrota del equipo de Daniel Passarella.

“Estoy en la misma situación que la Reina Máxima pero al revés. Holanda mi madre patria y Argentina mi patria por adopción. A lo mejor si Holanda gana, tengo ganas de ir al bar holandés en Buenos Aires, Van Koning Bar, en Las Cañitas, donde se juntan muchos holandeses y está todo decorado de naranja. Lo estoy pensando…”.

Artículos relacionados