thumbnail Hola,

En la previa del juego ante Suiza, el Papa vivió una situación particular con la Guardia Suiza, encargada de su seguridad en el Vaticano.

El Mundial se vive en todas partes del mundo y el Vaticano parece no ser la excepción. Según informaciones de la Agencia I.Media, que oficialmente cubre lo que sucede en la Santa Sede, el Papa habría bromeado con su guardia oficial para referirse al juego de esta tarde, donde Argentina y Suiza se enfrentarán por el paso a los cuartos de final del Mundial.

La historia, que llamó la atención de todos, se generó luego de que el sumo pontífice hablara con la Guardia Suiza, quien se encarga de protegerlo, para advertirlos respecto al partido diciéndoles: "Esta noche va a haber una guerra entre nosotros", a lo cual los guardias respondieron con cortesía y habrían invitado a Francisco a seguir el juego desde su lugar de descanso.

Finalmente, según la narración, el argentino habría declinado la propuesta más allá de sentirse honrado por ella, pues debido a cuestiones oficiales le quedaba complicado asistir al encuentro. Sin embargo, el Papa, que siempre se ha relacionado con el mundo del fútbol -es conocido su fanatismo por San Lorenzo-, nuevamente se mostró como un hincha más.

Desde la comunicación oficial, así viven la situación:


Relacionados