thumbnail Hola,

Hasta el tanto de Teo Gutiérrez, el último grito de un jugador Millonario en un Mundial había sido de Nelson Cuevas, en el 3-1 de Paraguay a Eslovenia en Corea-Japón 2002.

Iban 13 minutos del segundo tiempo cuando James Rodríguez tiró el córner desde la derecha, Abel Aguilar anticipó en el primer palo y Teófilo Gutiérrez empujó la bola a la red desde adentro del área chica. Gol de Colombia. Y gol de River.  Doce años después. Porque la última vez que un futbolista del Millonario había convertido un tanto en un Mundial fue en Japón-Corea 2002. Y, casualmente, en aquella ocasión tampoco había sido un jugador argentino: el autor fue el paraguayo Nelson Cuevas.

El 12 de junio de 2002, en Seogwipo, Corea del Sur, un Pipino que antes del Mundial venía de hacer un gol decisivo contra Racing para que el conjunto de Núñez se consagrase en el Clausura convirtió dos tantos en el triunfo 3-1 de la Selección paraguaya sobre Eslovenia, en el cierre del Grupo B del certamen.

El primero fue el empate, a los 20 minutos del complemento. Y el segundo (en rigor, el último que había marcado un jugador de River) tuvo un valor fundamental: a seis minutos del final, Cuevas marcó el que significó la clasificación a octavos de final por mayor cantidad de goles a favor (había igualado en puntos con Sudáfrica). Cuatro años después, en Alemania, el punta volvió a convertir en un Mundial, contra Trinidad y Tobago. Pero ya no estaba en Núñez, sino en Pachuca.

Podría incluirse lo ocurrido el viernes cuando Alexis Sánchez, un ex River, la metió para Chile. Pero desde aquel doblete de Pipino y hasta el de Teo, pasaron 164 partidos mundialistas sin goles millonarios.

Relacionados