thumbnail Hola,

El equipo dirigido por Safet Susic se encontró con un campo de entrenamiento sin terminar. Entre lo que más preocupa se encuentra, el gimnasio, los accesos y la pileta.

Los problemas con las obras para el Mundial continúan en Brasil, pero en esta ocasión no son los estadios, en donde continúan trabajando los obreros para tener todo listo el día de la inauguración. Ahora es la Selección de Bosnia la que sufre los retrasos con los tiempos de entrega. El equipo de Saffet Susic, que llegó en la mañana de hoy al país donde se jugará la Copa del Mundo, se encontró con un campo de entrenamiento sin terminar.

La sorpresa fue mayúscula para uno de los rivales de la Selección argentina en el Grupo F, quienes tras su arribo a Guarujá, una pequeña población de alrededor de 300.000 habitantes, ubicada a 90 kilómetros de Sao Paulo y en donde se concentrarán, encontraron su campo de entrenamiento a medias, con problemas en los accesos, el gimnasio, las graderías y la pileta, entre otros. Aunque lo único que está casi completamente terminado es la cancha.

A partir de esto, Bosnia, que debuta el próximo 15 de junio en el Mundial, tuvo que recluirse en el Hotel Casagrande, elegido por la FIFA para la concentración del equipo, teniendo en cuenta que fue uno de los pocos seleccionados que no hizo ningún pedido especial pensando en su estadía en Brasil.

Por su parte, el secretario de las infraestructuras en Guarujá, se mostró optimista ante la situación y más allá de no haber cumplido con los plazos de entrega, dijo que Bosnia podrá disfrutar de su complejo de entrenamiento: "El lugar se entregará con el 90% de los trabajos terminados. El contrato con la constructora es hasta el 15 de junio, por lo que antes de esa fecha no podemos exigir nada a la empresa", sentenció en una entrevista al portal Terra.

Y aunque el objetivo era tener finalizadas las instalaciones el pasado 31 de marzo, también considera como algo bueno que Bosnia tendrá un predio completamente nuevo: "En unos días las obras estarán acabadas y Bosnia podrá disfrutar de un complejo deportivo totalmente nuevo", concluyó.

Entonces, mientras los equipos siguen llegando a Brasil, las irregularidades en la infraestructura siguen presentándose y a medida que pasan los días el margen de tiempo es cada vez menor.

Artículos relacionados