thumbnail Hola,

Cada una de las 32 selecciones arrancarán el Mundial con distintas prioridades. Brasil, el local, obligado a quedarse con la copa. ¿Para qué está Argentina?

El próximo 12 de junio, a las 17, Brasil enfrentará a Croacia en el Arena Corinthians y así arrancará una nueva Copa del Mundo, la número 20 de la historia. Serán 32 selecciones, que llevarán 32 sueños de gloria pero a su vez, en el análisis más realista, diversos objetivos que van desde ser campeón hasta sumar al menos un punto.

Está claro que la prioridad del Scratch no es la misma, por ejemplo, de Costa de Marfil, ni mucho menos de Australia. Sin embargo, todos intentarán tener su Mundial, algunos por la demanda histórica y otros con la ambición de quedar en los libros como la revelación o la sorpresa.

OBLIGADO A SER CAMPEÓN: Como ningún otro país que disputará la competencia, para Brasil todo lo que no sea levantar el trofeo el 13 de julio será un fracaso. Cuenta con una generación joven de futbolistas talentosos, la superestrella Neymar y por sobre todo, la pesadísima mochila del Maracanazo del cual deberán redimirse en casa.

LA META SON SIETE PARTIDOS: Detrás del local, parten tres equipos que pueden quedarse con la copa y de hecho tienen suficientes motivos para hacerlo: España, Alemania y Argentina. Pero a su vez, disputar siete partidos no sería un mal Mundial, aunque terminen en el duelo por el tercer y cuarto puesto. Los campeones vigentes no cuentan con el poderío de hace cuatro años, más allá de consagrarse en la Eurocopa, pero son un animador claro; los teutones se quedaron en la puerta en varias ocasiones y llegan con la madurez justa; y el equipo de Sabella, con Messi como bandera, tiene un karma con los cuartos de final y sueñan con hacer historia en terreno vecino.

HACER VALER LA HISTORIA: Llamativo encontrar a campeones del mundo como Italia, Francia y Uruguay en este lote, a los que se le suma Portugal. Pero la actualidad no los posiciona en la mejor forma futbolística y llegar a los cuartos de final espantaría la calificación de fracaso. Dentro de las particularidades, el físico es un problema para Ribéry en los galos, para Cristiano Ronaldo en los lusos y Luis Suárez en los charrúas, ya que no llegan en su mejor forma.

LLAMADOS A SER SORPRESAS: Con menos historia y mucho por crecer, una tanda de selecciones van en busca de los cuartos de final y con el sueño de llegar a las semis. Pica en punta Bélgica, el equipo "no tradicional" mejor visto, de la mano de jóvenes que son figuras internacionales, sobre todo Eden Hazard; en representación de Sudamérica, Colombia realizó una gran Eliminatoria pero mucho dependerá de la recuperación anímica por la lesión de Radamel Falcao; en el mismo sentido, Chile necesita en su mejor forma a Arturo Vidal, luego de otro gran año en Juventus; de los africanos, Didier Drogba y Yaya Touré buscarán encabezar a Costa de Marfil para que supere la fase de grupos; y entre los asiáticos, Japón es el que mejor podría posicionarse al menos para quedar entre los 16 mejores.

EVITAR EL FRACASO: Un campeón mundial y otro tres veces subcampeón llegan con muchísimo para perder y poco a lo que aspirar. Tanto que superar la primera fase les abriría un nuevo campeonato, pero para ello deben salir airosos de los grupos de la muerte. Inglaterra figura en el Grupo D junto a Italia y Uruguay, con Wayne Rooney como única esperanza; en tanto que Holanda tiene un panorama similar en el B, frente a España y Chile. Es decir que ambos coinciden en toparse con una potencia y un sudamericano que podría hacer valer su buen presente y su proximidad con Brasil.

CON OCTAVOS ALCANZA: Llega el grupo más nutrido, con mayoría de representantes africanos y europeos de segundo orden. En dos grupos se produce un duelo directo entre unos y otros: Bosnia y Nigeria buscarán la segunda plaza detrás de Argentina, mientras que Croacia y Camerún harán lo propio en la de Brasil. Algo parecido ocurre entre Suiza y Ecuador, que parecen correr detrás de Francia en el Grupo E para luego cruzarse con la albiceleste. Por su parte, Rusia irá al mano a mano con Bélgica, aunque con las de perder por la gran expectativa sobre los Diablos Rojos y una vez que pase, seguramente se tope con Alemania o Portugal.

LOGRAR UNA VICTORIA: Varios de estos equipos no se encuentran en el último lote, el de los más débiles. Sin embargo, el sorteo fue lapidario con sus posibilidades y buscarán al menos un triunfo, a sabiendas que la clasificación estará más que complicada. Es el ejemplo de Ghana y Estados Unidos, que parecen tener escasas chances frente a alemanes y portugueses, como así también Corea del Sur detrás de Bélgica y Rusia.  Podría sumarse, por formar parte de una zona demasiado cerrada, a Grecia desde el C.

NO PERDER LOS TRES: Sí, hay equipos que harán todo lo posible por no perder los tres encuentros. Y es acá donde sorprende la presencia de México, que clasificó a los tumbos en el repechaje y ocupa el grupo del dueño de casa. Situación similar es la que viven Australia, Costa Rica, Honduras, Irán y Argelia.

Artículos relacionados