thumbnail Hola,

Para los dirigentes, el Mundial va a competir con la liga local por la atención del público y los sponsors pondrán todo en el mayor evento futbolístico antes que en los clubes.

A pesar de la algarabía que hay en Brasil por la cercanía de la Copa del Mundo, no todo es color de rosas en el universo del fútbol brasileño. Para los dirigentes de los clubes, el fútbol doméstico tiende a perder espacio frente a un acontecimiento de tal magnitud como es el Mundial, y no muestran el mismo optimismo que proclama la Confederación Brasileña de Fútbol.

"2014 va a ser un año muy difícil para los clubes. Nadie va a querer ver Sao Paulo vs Ponte Preta, por ejemplo. Las personas quieren asistir a Francia vs Inglaterra", dijo Juvenal Juvencio, presidente del Tricolor, al diario Folha do Sao Paulo.

El periódico hizo una especie de sondeo para evaluar el grado de expectativa que el Mundial genera en la dirigencia de los clubes, y la conclusión fue la misma en todos lados: menos personas interesadas en acompañar lo que pasa en las ligas locales, menos inversores interesados en colocar dinero.

"Las grandes empresas van a poner toda la plata en el Mundial, en anuncios ligados a la Copa del Mundo, y van a dejar de invertir en los clubes. Y las personas que lograron comprar entradas para toda la Copa por $1000 reales (U$D 420) no irán a los partidos del fútbol local porque se gastarán todo el dinero en el Mundial", opinó Newton Drummond, dirigente del Internacional de Porto Alegre.

Como respuesta a la queja de los dirigentes, Rafael Plastina, que trabaja para la agencia de marketing Score Sport Business, dijo que los clubes fallaron porque "deberían haber hablado con los patrocinadores que no estarán en la Copa, mostrando que el espacio que les ofrecen es importante y dura más que los 30 días que dura un Mundial".

En Brasil, parece, el Mundial no es bienvenido por todos...

Artículos relacionados