thumbnail Hola,

En Goal sacamos la calculadora y empezamos a hacer cuentas para saber cuáles son las probabilidades de que en el grupo te toque una de las selecciones duras. Números y más números.

Antes incluso de empezar a leer este artículo, usted debe saber que las matemáticas muestran sólo lo que es más probable que ocurra, pero no lo que va a suceder. Y algunas cosas de estos cálculos se basan en las opiniones, al igual que a los que llamamos "equipos duros".

En primer lugar, tomamos nueve equipos como los "equipos duros " (aquellos que se desea evitar en la primera ronda). Según nosotros, ellos son Brasil, Argentina, España y Alemania, como los cabezas de serie, junto con Holanda, Italia, Francia, Inglaterra y Portugal, todos ellos procedentes del bombo 4. Una vez que esto está claro, hablamos con Pablo Muller, un especialista en matemáticas que calcula cuán probable es que uno de estos equipos tenga dos más de ellos en el mismo grupo.

Vamos a empezar con los cabezas de serie.

Argentina y Brasil -así como Uruguay y Colombia- tienen 25% de posibilidades de conseguir dos europeos en el mismo grupo. Antes de que la FIFA cambiara las reglas del sorteo (Francia estaba en el bombo 2 y los otros ocho podrían ir a cualquier grupo) las posibilidades de conseguir dos de estos equipos duros eran de 1/8, que es el 12,5%, teniendo en cuenta que Francia caerá en el grupo con dos europeos. Por lo tanto, el cálculo sería: 1/4 (uno de los cuatro sudamericanos en el bombo 1) por 4/8 (que son los equipos difíciles en bombo 4 sin contar a Francia). El resultado: 1/8.

Ésas eran las posibilidades de los cuatro sudamericanos de conseguir dos equipos europeos difíciles: uno de ocho o 12,5%.

Pero después de que la FIFA decidió dejar los nueve equipos europeos en el bombo 4, la situación ha cambiado.

-Sólo cinco de los nueve europeos se consideran "equipos difíciles", lo que nos da 5/9.
-Deberíamos multiplicar por 1/4, que son las posibilidades que tiene cada equipo sudamericano de conseguir el segundo equipo europeo en su grupo. Y tenemos que multiplicar ese número por 4/8 (o 1/2), que es la oportunidad de tener un equipo de los denominados duros de la olla 4.

Así que, con el nuevo sistema, Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay tienen 6,9% de chances de tener dos equipos difíciles de Europa en su grupo (5/9 por 1/4  por 1/2 = 6,9%).

Ahora, lo otro que nos preguntábamos era: ¿Cuál es la diferencia para los equipos europeos entre caer en la olla 2 o permanecer como uno de los ocho en el bombo 4?

Según nuestros números, si usted es un buen equipo europeo, no desea ser enviado al bombo 2. Vamos a ver. Considerando que hay cuatro buenos cabezas de serie (Argentina, Brasil, España y Alemania), y las otras son "más fáciles", esto es lo que debemos tener en cuenta.

-Si el equipo se queda en el bombo 4, para tener dos equipos difíciles tienen que caer en el mismo grupo que el europeo del bombo 2 (ninguno de los otros equipos en el bombo 2 se consideran tan difíciles como uno de los más duros de Europa) lo que da un octavo (uno de los ocho grupos).

Para que eso suceda, debemos tener en cuenta que el equipo europeo que fue al bombo 2 es uno de los más difíciles. Eso representa un 4/8 (recuerde que el quinto equipo duro es el que estamos usando como ejemplo).

Así que, hasta ahora, tenemos 1/8 por 4/8. Pero antes de cerrar el número, con el fin de tener dos equipos difíciles en ese grupo, tenemos que calcular que sólo los equipos sudamericanos pueden compartir el grupo con ese Europeo en el bombo 2. Y estamos considerando sólo a Argentina y a Brasil como los rivales difíciles. Por lo tanto, debemos multiplicar nuestro número anterior por 2/4 (1/2). Eso haría que 1/8 por 1/2 por 1/2, igual a 3,125%.

Por lo tanto, si usted es uno de los equipos difíciles y se quedó en el bombo 4, solo tiene 3,125% de posibilidades de conseguir dos equipos fuertes del grupo. No está mal en absoluto.

Ahora, ¿qué pasa si usted es uno de los equipos "duros" de Europa del bombo 4 y lo envían al bombo 2?

-El primer paso para conseguir dos equipos difíciles es caer en el grupo de Argentina o en el de Brasil y no en el de Colombia o el de Uruguay. Eso sería 2/4 o 1/2 posibilidades.

-El segundo paso sería tener uno de los cuatro equipos difíciles del bombo 4, lo que hace 4/8 o 1/2. Tomando todos juntos, daría un total de 25% de chances.

Por lo que si uno de los "duros" equipos europeos van al bombo 2, tendrá un 25% de posibilidades de tener dos equipos más duros en el grupo. Es fácil ver que caer en el bombo 2 es una mala noticia para los equipos europeos.

Estos son, entonces, los números finales.

Antes de que la FIFA cambiara las condiciones, los equipos sudamericanos tenían 12,5% de posibilidades de tener dos equipos "difíciles" en su grupo. Después de eso, sólo tienen 6,9%. Lo que calculamos en los equipos europeos es si es mejor quedarse en el bombo 4 o ser enviado al bombo 2. Los resultados son los siguientes: si un equipo duro va al bombo 2, tiene 25% de posibilidades de tener dos equipos más difíciles en su grupo, mientras que si se queda en el bombo 4, el número se reduce a 3,125%.

Matemáticas puras. El resto será suerte.

Artículos relacionados