Uruguay: Jugadores procesados no podrán ingresar a los estadios

Si bien el fiscal pidió medidas más duras para los futbolistas de Nacional y Peñarol involucrados en la pelea clásica, la jueza procesó a nueve sin prisión.

La jueza no hizo caso al pedido del fiscal y procesó sin prisión por "riña en espectáculo deportivo" a nueve de los futbolistas de Nacional y Peñarol involucrados en la trifulca del pasado lunes, y les prohibió ingresar a escenarios deportivos por dos meses.

Se trata de los tricolores Leonardo Burián, Diego Arismendi, Darwin Torres, Santiago García, Ignacio "Nacho" González, y de los aurinegros Fabián Estoyanoff, Carlos Núñez, Jonathan Sandoval y Washington Aguerre, quienes no podrán jugar partidos hasta el día 23 de marzo, lo cual preocupa y mucho a los dirigentes de ambos clubes, porque se avecina la competencia por la Copa Libertadores y la evalúa si extiende la suspensión para el torneo continental.

Tras la denuncia judicial del Ministerio del Interior, la Dirección Nacional de Inteligencia de Uruguay había detenido a nueve futbolistas de Nacional y Peñarol, quienes declararon en esta jornada junto al capitán de Nacional, Andrés Scotti y a uno de los arqueros suplentes de Peñarol, Washington Aguerre, citados esta mañana por la jueza.

Si bien sólo cuatro de los deportistas habían sido expulsados cuando se reanudó el partido por participar de la trifulca, y esto fue ratificado en el formulario por el árbitro Martín Vázquez, Inteligencia detuvo durante la pasada noche también a otros que, por las imágenes, entendió que tenían que ver en el hecho. El único de los declarantes del día martes que no fue demorado, fue el lateral izquierdo de Nacional, Pablo Álvarez, quien había concurrido en calidad de víctima, ya que en los videos se observó claramente cómo fue agredido con un golpe de puño por Estoyanoff. 

El capitán de Nacional, Andrés Scotti, tampoco fue procesado, al igual que el futbolista de Peñarol Jorge "Japo" Rodríguez, quien si había estado detenido la última noche mientras continuaban las investigaciones. Por su parte, las autoridades del Ministerio de Turismo y Deporte reclamaron a los clubes que apliquen severas sanciones a sus jugadores tras esta gresca en el campo de juego.

Lo qué pasó

En la noche del lunes, Nacional ganaba 1-0 con un gol de penal convertido por Iván Alonso, y a los 80 minutos el siempre polémico delantero de Peñarol, Carlos Núñez, le propinó una durísima patada al zaguero de Nacional, Guillermo De los Santos
. A partir de allí comenzaron los reclamos algo fuera de lo normal del capitán Tricolor, Andrés Scotti y, manotazo va, empujón viene, Fabián Estoyanoff le dio una piña en la cara al lateral Pablo Álvarez, desatando el tumulto más grande, con futbolistas corriendo después de agredir al primero que se le cruzaba y otros aplicando verdaderas posturas ninjas

El partido se reanudó tras varios minutos con apenas dos bajas por expulsión para cada uno: Santiago García e Ignacio González del lado de Nacional, y Fabián Estoyanoff y Carlos Nuñez del lado de Peñarol. Este último, además, debió ser contenido inclusive hasta algunos minutos después de que terminó la pelea por su compañero Juan Castillo, para evitar que fuera, descontrolado como estaba, a reavivar los incidentes.

La Policía dio cuenta de otros hechos de violencia sucedidos fuera del escenario deportivo, donde cinco personas fueron detenidas por distintos incidentes, uno de los cuales acabó además con un policía lesionado.