thumbnail Hola,

La Celeste sacó dos puntos de los últimos 18 y todavía no ganó de visitante. Ante Venezuela es una prueba que develará si el equipo de Tabárez recupera la estirpe o sigue cayendo.

Uruguay sabe de momentos difíciles. Su fútbol se forjó a fuerza de gloria pero también de hazañas. En este momento, la selección sudamericana que más lejos llegó en la última Copa del Mundo se está quedando afuera de Brasil 2014 y necesita más que nunca de esa estirpe que supo forjar a lo largo de la historia.

A falta de cinco partidos para el final de las Eliminatorias, la Celeste se ubica séptima con 13 puntos, producto de tres victorias, cuatro empates y cuatro derrotas. Con tres puntos más está Venezuela, que hoy jugaría el Repechaje, su rival de este martes en la calurosa Puerto Ordaz. Es un partido clave en el que Uruguay no puede fallar: tiene que ganar o ganar. Un empate lo va a manetenr lejos, mientras que una derrota lo deja al borde del knock out.

Uruguay viene de quedar libre, por eso aprovechó para jugar un amistoso frente a Francia, a quien derrotó por 1 a 0 con gol de Luis Suárez. Más allá de la victoria y el partido en sí, el objetivo de dicho encuentro fue ponerse en forma y aunar fuerzas de cara a lo que viene: el partido más importante en los últimos dos años del último campeón de América. Justamente, Suárez no estará en el trascedental choque ante la 'Vinotinto' por acumulación de tarjetas amarillas y será una baja más que sensible.  

La Celeste llega a este duro compromiso ante Venezuela luego de una racha muy negativa en las Eliminatorias: la última victoria fue hace un año, el 10 de junio de 2012, cuando venció a Perú por 4 a 2 en el Centenario. Luego de ese partido llegó la estrepitosa derrota por 4 a 0 ante Colombia en Barranquilla y el comienzo de la debacle. Como local, empató contra Ecuador y Paraguay, y de visitante perdió con Bolivia y Chile. Son seis partidos sin ganar, con cuatro derrotas y dos empates, números que hicieron retroceder al conjunto dirigido por Oscar Tabárez hasta esta situación.

Otro punto crítico de este equipo es su rendimiento como visitante, ya que todavía no consiguió victorias fuera del Centenario: cosecha apenas un empate y cuatro derrotas. A favor de los rioplatenses les queda el hecho de que Venezuela y Chile, cuarto con 18 puntos, todavía tienen que quedar libres, y además ambas selecciones se enfrentarán entre sí en la otra fecha, en septiembre en Santiago.

Desde los números, el panorama para Uruguay es harto complicado. El rendimiento del último año, dos puntos sobre 18, ha complicado a la Celeste a un punto que nadie preveía. Ante Venezuela es el partido bisagra para torcer el rumbo. Será un examen muy exigente para saber si este equipo puede volver a ser el de Sudáfrica 2010 y Argentina 2011 o si la curva descendente sigue aumentando y ya no hay vuelta atrás.  

Artículos relacionados