thumbnail Hola,

El DT de Nacional de Montevideo se quejó por la labor arbitral y señaló que contra Luna hubo un penal "demasiado claro".


Tras el empate sin goles ante Peñarol, Gustavo Díaz, entrenador de Nacional de Montevideo, admitió que en el primer tiempo sus dirigidos no jugaron bien, pero que en el complemento merecieron la victoria, por lo que le quedó "un gusto agridulce". Además, se quejó por el penal contra Adrián Luna que no sancionó el árbitro.

Cerca. "Me quedó un gusto agridulce, porque estuvimos muy cerca de llevarnos el partido y por diferentes circunstancias no lo hicimos".

El juez. "Para mí un error arbitral nos privó de una situación muy favorable, porque fue demasiado claro el penal a Luna. Yo lo vi desde 80 metros, así que me parece que para él era imposible no verlo".

El rival. "Peñarol es un equipo que genera transiciones rápidas de defensa a ataque y entonces la idea era trancar esos pasajes rápidos en el medio, pero no lo pudimos hacer. Retrocedimos mucho en la cancha, se generaron esos duelos particulares que nosotros tratábamos de evitar y por eso Peñarol tuvo esos 15 o 20 minutos de arranque en los que fue el dominador y pudo haber hecho un gol".

Dueños. "Ajustamos detalles, adelantamos las marcas y el equipo empezó a conseguir los rebotes. Así nos hicimos dueños del partido y pudimos ganarlo. Al posicionarnos en el sector medio ya no nos quedó tan larga la cancha, porque teníamos posibilidades de ayudas por parte de los volantes y los laterales. En el segundo hubo muchas más opciones, el `Chino` encontró más gente para descargar, movimos más la pelota y generamos chances de gol".

Lo que viene. "Quedan cuatro partidos, iremos a buscar el 100% de los puntos y esperaremos a ver qué pasa con el resto de los equipos".

Artículos relacionados