thumbnail Hola,

Los Gumarelos levantaron su decimasexta copa, la octava en los últimos diez años.

Libertad era el caballo que había salido relegado en la carrera por el título, pero al mejor estilo Alain Prost y cuando la corona se debatía entre Guaraní y Nacional, dio alcance y, como se dice en el hipódromo, "caballo que alcanza quiere ganar". Y ganó.

Un punto parecía poca distancia entre puntero y escolta, pero quedando una fecha era mucho. Libertad dependía de sí mismo y jugando en el Nicolás Leoz. La fiesta estaba servida.

Luqueño era el malo de la película. Pero no asustó a nadie. Al minuto de partido todo el estadio gritaba gol. Gran triangulación entre Mendieta, Nelson Romero y Ariel Núñez, que terminó definiendo este último para que el Gumarelo se sacara rápido la presión de ir por el triunfo.

Desde ahí fue un concierto del Repollero que se llevó por delante a los de Luque y tras un remate al palo de Núñez que merecía ser el segundo, llegó el 2 a 0 al 19' y por medio de su goleador que alcanzaba la cima en la tabla de goleadores con 13 tantos.

Ya había olor a campeón con el 2 a 0 y más aún cuando Albente dejó a Luqueño con diez jugadores por un golpe sobre Nelson Romero. Así se fue un primer tiempo movido y con resultado definido.

El complemento estuvo demás, sirvió para que la gente coreara el nombre de los jugadores en cada toque de balón y para que el entorno se prepara para la consagración.

El Guma es campeón confirmando ser el mejor equipo paraguayo de la última década. Los números lo avalan: 8 títulos en los últimos diez años.

Artículos relacionados