thumbnail Hola,

La pluma de Jhon Guiñan nos ofrece un amplio análisis de lo que le espera a la Selección de Paraguay a partir de este año 2011, en el que inicia la meta de llegar al Mundial 2014.

El gol de David Villa en los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica puso punto final a una gran generación guaraní. Una generación que a pesar de haberle dado todo a Paraguay, ya le toca dar un paso al costado y dejar que los nuevos talentos mantengan a la Albirroja en lo más alto de Sudamérica. Muchas selecciones disfrutan tanto de una generación que cuando la limpieza no es una alternativa y sí una obligación, se resisten a un cambio que por ley de la vida y del fútbol es inminente.

Y es que llegó el momento de pasar la escoba en la Selección de Paraguay, Italia se negó a renovar la selección luego del Mundial de Alemania 2006 y todos vimos en donde terminaron los de Lippi. Paraguay llevó al Mundial de Sudáfrica un equipo que si bien rindió muy por encima de sus posibilidades, ya estaba dando sus últimas señales de vida.

La lista de convocados de la rojiblanca para el Mundial de Sudáfrica no hace más que ratificar el análisis:

 

http://u.goal.com/102600/102614hp2.jpg
Porteros: Justo Villar, Aldo Bobadilla y Diego Barreto. Defensores: Darío Verón, Denis Caniza, Antolín Alcaraz, Julio Cáceres, Paulo Da Silva, Claudio Morel, Carlos Bonet y Aureliano Torres. Mediocampistas: Cristian Riveros, Enrique Vera, Edgar Barreto, Jonathan Santana, Néstor Ortigoza y Víctor Cáceres. Delanteros: Osvaldo Martínez, Roque Santa Cruz, Nelson Haedo, Lucas Barrios, Óscar Cardozo y Edgar Benítez.

El plantel tiene 29.6 como promedio de edad, casi 30 años haciendo un balance general del plantel. Este equipo no está para aguantar otro ciclo de cara a un Mundial y lo más alarmante es que la limpieza tiene que realizarse en todas las líneas del equipo que dirige Gerardo Martino.

A continuación, el promedio de edad por posiciones de los que son habituales con 'Tata' Martino:

Porteros: 32.6
Defensas: 31.2
Centrocampistas: 27.8
Delanteros: 27.1

Viendo los partidos que ha disputado Paraguay luego del Mundial de Sudáfrica, se observa que la base de aquel equipo que defendió la camiseta rojiblanca en el continente africano se mantiene, salvo algunos jugadores a los que les dio la chance Gerardo Martino de integrarse. La Copa América se acerca y el estratega de Paraguay no da sensaciones de querer retocar el plantel.

http://u.goal.com/102600/102618hp2.jpg

Todo tiene su explicación. Gerardo Martino no es tonto, él sabe muy bien que Paraguay no tiene generación de relevo. Sabe que las demás selecciones ya comenzaron a renovarse desde hace meses, que le llevan una ventaja considerable a Paraguay. Y también sabe que el proceso de renovación tiene que realizarse de manera obligatoria; el problema es que no quiere.

El 'Tata' no va a continuar en Paraguay luego de la Copa América, quiere sacar lo último de esta generación dorada y marcharse por la puerta grande. Dejará la papa caliente al próximo técnico de la selección guaraní y que las críticas lluevan sobre aquel que tenga la valentía de asumir las riendas de un seleccionado que está al borde del precipicio. Así de sencillo. Iniciar un proceso de renovación cuando le quedan apenas meses en el banquillo de Paraguay no tiene sentido y por ello no lo hará.

Paraguay ha perdido en los últimos años su escuela de juego. La carencia de nuevos talentos hace casi imposible la renovación de Martino. Un ejemplo es el reciente fracaso de la Sub20 guaraní en el Sudamericano. Ejemplos de escuela de trabajo hay muchos, Venezuela es un modelo a seguir. Salvando las distancias históricas entre uno y otro, Venezuela ha trabajado las categorías inferiores, inició la renovación con mucha anticipación, educó a los que serán los próximo protagonistas del balompié vinotinto y por eso hay un Salomón Rondón, un Tomás Rincón y una serie de jugadores que garantizan el éxito de la Vinotinto en este ciclo que se avecina.

La Vinotinto respetó una idea de juego, la hizo escuela y la inculcó. No tuvo grandes éxitos, pero sí resultados alentadores. En los últimos 10 años consiguió clasificaciones juveniles para Mundiales de la categoría. Y de ser la cenicienta de sudamérica pasó a estar a punto de la clasificación para el Mundial pasado.

Paraguay está a punto de venirse abajo, nada podrá evitar el fracaso guaraní en estos próximos años que se vienen. No se han trabajado las categorías inferiores y cuando salga Martino se inciará una renovación que necesitará muchísimo tiempo para que se vean los resultados. Paraguay verá cómo las demás selecciones disfrutan de los nuevos talentos, mientras el recuerdo será lo único que mantenga viva la esperanza guaraní.

http://u.goal.com/102900/102979hp2.jpg

Relacionados