thumbnail Hola,

El español afirmó que esta contento por la posibilidad de dirigir en el fútbol latinoamericano y comparó al equipo con el Real Madrid y Barcelona.

Manuel Tomé, flamante entrenador de El Nacional, afirmó en una entrevista brindada a La Voz de Galicia, su felicidad por comenzar con una nueva aventura y aseguró que el objetivo es llegar a mitad de tabla y luego poder aspirar con el campeonato.

La partida a Ecuador: "Las maletas están hechas, pero estoy esperando a los billetes de avión que supongo llegarán pronto. En principio, está previsto que mañana salgamos para Quito y empecemos esta nueva experiencia".

Como se dio la oportunidad: "Un grupo inversor en el que están excompañeros míos del Barcelona como Antonio Olmo y Corominas ha entrado en el club y Olmo, que actuará como director deportivo, me propuso como entrenador".

Viajar hasta el continente: "Para nada. Me marcho encantado, porque es una gran oportunidad y aquí, en España, todo está fatal. Y no me refiero solo al fútbol y al puesto de entrenador, sino a la vida. Así que no me pareció nada mal cambiar de aires".

Conocimiento de El Nacional: "Sé que es como el Real Madrid o Barcelona de Ecuador, un equipo con una alta reputación y un gran número de seguidores. Pero debido a una grave crisis económica ahora se ha visto obligado a pelear por la permanencia. De hecho, en la campaña pasada se salvaron por los pelos, en el último partido".

Objetivos: "Queremos construir un bloque que pase menos apuros que en el año pasado. Sería estupendo llegar a colocarnos en la mitad de la tabla y con algún refuerzo poder aspirar a más. Pero nuestra intención también es edificar un equipo de futuro. Trabajar con la cantera para sacar jóvenes valores que ayuden en los próximos años a recuperar todo el prestigio perdido".

La diferencia entre el fútbol español y el Latinoamericano: "Sabemos que los jugadores son más anárquicos. En Europa los equipos son más rígidos tácticamente, pero dejan menos espacios y el juego se desarrolla a mayor velocidad. En este sentido, en Ecuador, como ocurre en Argentina o en Brasil, todo es más pausado. Además, la liga está dividida en dos y eso también será nuevo para mí".

Artículos relacionados