thumbnail Hola,

El presidente de Itagüí, Fernando Salazar, lanzó polémicas declaraciones en contra de la actitud de los jugadores y la del presidente de Millonarios, Felipe Gaitán.

“Desde la época en que jugaba fútbol el escenario era muy distinto para los equipos. Los jugadores éramos activos del equipo y no había el famoso sindicato, pero eso cambió. Hoy los jugadores se burlan de los equipos como empresa y tiran al canasto el patrimonio de nuestros hijos. Los jugadores de hoy son unas prostitutas vestidas de uniforme de fútbol. Con absoluta tristeza lo digo, y se venden al mejor postor (...). Lo que me parece grave es que se repitan situaciones como esta con un equipo como Millonarios y que de pronto se esté abusando de la buena fe del presidente (Felipe Gaitán). Sé que es un hombre educado en Harvard y que de fútbol poco conoce, porque esto es más de nosotros los de la calle”.

Ese fue el discurso con el que se despachó el directivo de Itagüí, Fernando Salazar, una vez culminara la asamblea de la Dimayor, que ofendió no solo a la mayoría de personas en el fútbol sino de otros ámbitos, como el vicepresidente de la República, Angelino Garzón.

“El doctor Fernando Salazar ofendió a los jugadores (…) cómo les va a decir prostitutas. Se le olvidó algo tan elemental como saber que los jugadores tienen derechos y que ellos como dirigentes tienen deberes y uno de ellos es el respeto”, opinó Garzón a la cadena Blue Radio.

Pero Salazar, para explicar su comparación con las prostitutas, citó el fichaje del defensor Samuel Vanegas por Júnior de Barranquilla, quien, según el directivo, le había asegurado que seguía en el equipo antioqueño y días después firmó con su nuevo club.

Mientras tanto, el directivo de Millonarios, a quien iban dirigidas parte de las declaraciones por el caso del DT Hernán Torres ("accedí a que tuviera un diálogo informal con él y ese diálogo se me convirtió en un contrato comenzando el cuadrangular del semestre antepasado y eso es grave”, Salazar), respondió:

“Tiene razón en algunos puntos. No sé de fútbol y no quiero aprender de fútbol, si aprender de fútbol es decirles a los jugadores prostitutas o perros, como se refiere el señor Eduardo Pimentel, que para mí son ante todo personas”.

Artículos relacionados