thumbnail Hola,

En general todos contentos, un empate que gustó a Brasil, a Colombia y a los más de 38 mil aficionados presentes

East Rutherford, NJ.

La noche fría en Nueva Jersey no bajó los ánimos de ninguno de los jugadores de Brasil y Colombia que regalaron un intenso partido en el estadio MetLife de East Rutherford. Los colombianos terminan el año con una gran sensación, mientras que los brasileños buscan en el buen momento del rival la respuesta a un patrón que han venido buscando este año (solo destellos, muchas opciones erradas y largos momentos de control por parte del oponente)

Para Falcao García era de esperarse un juego del tipo que se presentó, especialmente para él, “esperaba un partido de este tipo, los centrales son fuertes y tenía que esforzarme para tener contacto con la pelota porque ese fue el juego defensivo que ellos plantearon. Pero nos quedamos contentos con la manera, con la intensidad, con los momentos de posesión que tuvimos”.

La superficie de juego, fue instalada con dos días de anticipación, se trata de una gramilla natural puesta sobre el ‘turf’ o campo sintético que es el terreno de todos los días en el estadio dedicado al football americano. Uno de los que más de cerca tuvo las complicaciones de la superficie fue el arquero colombiano David Ospina, “Si, era un poco complicado, el pasto se levantaba y la pelota rebotaba diferente a lo que estamos acostumbrados, se puede ver incluso en el penal que tiró Neymar, yo creo que fue factor ahí”.

Ospina fue además protagonista de dos momentos recordados en el juego, ese cobro de penal, sus atajadas y un golpe por el que estuvo varios minutos en el piso. Con relación al primero… “Yo ya había escogido el palo al que me iba a lanzar, y bueno, creo que entre la forma de patear y el piso la pelota se fue muy arriba y gracias a Dios podíamos seguir igual en el marcador”. Del golpe aseguró que fue fuerte en el momento, que le duele el tobillo todavía pero que no tendrá problema de superarlo rápidamente.

Fue el último encuentro de Colombia en el 2012 (Brasil aunque con diferentes jugadores enfrentará a Argentina en unos días), por lo que muchos ya ven el futuro del combinado nacional. Uno de ellos Pablo Armero, quien sacó conclusiones y planteó las metas: “Un interesante partido, que nos gustó mucho, en que hicimos un buen trabajo y ahora tenemos que ir a nuestros equipos a trabajar mucho para mantener la forma física y futbolística para de esa manera regresar el año entrante a la selección con este mismo nivel y Dios quiera terminar todo este proceso en el Mundial”.

Brasil

Los brasileños fueron más cuestionados por su prensa, quienes desde que comenzó el encuentro aseguraban ver un Brasil que no les convence, por arrancar sin intensidad, por permitir que el rival (esta vez de mejor talla decían), manejar las acciones tan siquiera por momentos, y por la pobre definición de un esquema en el que prácticamente juegan sin referente de área.

Uno de los casos destacables es el de Ricardo Kaká, quien a pesar de no tener mucha actividad con el Real Madrid, es importante en la selección. “Nos esperábamos un partido de este tipo, Colombia va en un proceso de crecimiento muy bueno y tiene jugadores de gran nivel. Nosotros estamos terminando de montar nuestro equipo y vamos bien., tuvimos un poco de mala suerte en la definición, lo puedes ver en el penal. Pero también se aprende cuando te ves que vas perdiendo…Yo tengo que agradecer toda esta oportunidad de aportar, entiendo que no estoy jugando mucho en Real pero me siento bien porque el Mister es muy claro conmigo, yo trabajo duro, me da mis oportunidades y yo trato de aprovecharlas. Me gusta el reto que vivo y quiero seguir enfrentándolo”.

Dani Alves, el lateral del Barcelona, se concentró en dos cosas, el nivel del rival y el estado del campo. “desafortunadamente es un terreno muy complicado para jugar tan bien como vamos tranquilos estábamos enfrentando un rival que hoy por hoy es de los mejores de Suramérica, y nosotros estamos en crecimiento”.