thumbnail Hola,

Más de dos mil millones de pesos en contra arrojará el balance de 2012 para la concesionaria a cargo del cuadro popular. El cinturón estará bastante apretado este año.

Es sabido que los clubes chilenos no han hecho grandes contrataciones y que acusan “inflación” de precios, o falta de recursos, para satisfacer el deseo de hinchas a los que no les preocupa cómo se pagan las cuentas si no que haya fiesta y buenos nombres en su escuadra.

Sin embargo, - sea por mala gestión u otras razones – los números arrojados por el último balance de Blanco y Negro  dejan en evidencia que las apreturas del cacique no son verso si no una realidad.

El “bajón” económico del equipo que ha sabido ser campeón, según las cifras publicadas por El Mercurio, se ha iniciado hace ya tres años y recuerdan la situación vivida en 2005 cuando la sociedad anónima se hace cargo del club a mitad de año para terminar con números rojos. Desde entonces no se registraba saldo negativo.
 
Parte de la complicada situación en el bolsillo popular Las razones de los números rojos radica en variadas “herencias” de Hernán Levy en los que destacan millonarios contratos para Osmar Molinas, Horacio Cardozo, Pablo Contreras y Roberto Gutiérrez  quienes cobraron en un club que participó únicamente  en el torneo local (desde 2002 que no se recibían ingresos por torneo internacionales).

Artículos relacionados