thumbnail Hola,

La Selección debía jugar su segundo partido del año en la altura de La Paz, luego de ganarle en el Monumental por 3 a 0 a Venezuela. Fue el día de la consagración de Di María.

Que las Eliminatorias para el Mundial en Sudamérica son complicadas, no hay discusión. Y que dentro de los 18 partidos que se debieron disputar para clasificar a Brasil 2014, uno de los más difíciles, si no el más, fue ante Bolivia en La Paz, tampoco. Porque a la Selección Argentina siempre le costó jugar en la altura, porque la última vez que jugó allí perdió categóricamente por 6 a 1 y porque en el Hernando Siles, la Selección sólo se impuso tres veces por los puntos.

Entonces, cuando Alejandro Sabella decidió plantear un equipo con cinco defensores, tres mediocampistas y sólo dos delanteros, con la potencia que sabe tener la Albiceleste en ataque, fue bastante cuestionado. La última línea estuvo conformada, además, por algunos jugadores que después no siguieron siendo convocados: Clemente Rodríguez fue el lateral por izquierda, Domínguez, Basanta y Campagnaro fueron los tres centrales y Gino Peruzzi fue el lateral por derecha.

Sin embargo, en un partido bastante deslucido, la Selección logró un empate que fue sumamente valorado por todo el cuerpo técnico y también por gran parte de la prensa. Ese, sin dudas, fue el día de la consagración de Ángel Di María, quien hizo todo el carril izquierdo, yendo y viniendo sin parar. Otro que dejó una buena impresión tras aquel encuentro fue Rodrigo Palacio, quien a partir de allí comenzó a ser citado siempre.

Más tarde, en el post partido, trascendió que Leo Messi vomitó en el entretiempo, que el oxígeno que se les dio a través de mascarillas fueron para que los jugadores no sufran mareos, como fue el caso del Fideo. Alejandro Sabella se fue conforme y destacó que valió desde lo numérico para sumar y en lo animico, fortalece al grupo que sacó un buen resultado y mereció más en un escenario complicado.

Si el partido ante Colombia en Barranquilla fue el elegido por el grupo como aquel que comenzo a unirlos a todos un poco más, este, ante Bolivia en la altura de La Paz, fue el que lo consolidó.

Artículos relacionados