thumbnail Hola,

La Selección no recibió goles ante Ecuador ni frente a Bosnia-Herzegovina. En la era Sabella, nunca había pasado en dos partidos consecutivos. ¿Se mejoró en defensa?

La Selección argentina despidió el año en Estados Unidos con partidos amistosos ante Ecuador y Bosnia-Herzegovina: empate ante los sudamericanos y victoria frente a los europeos. A poco más de 200 días de la Copa del Mundo, consiguió algo que no había sucedido en todo el ciclo de Alejandro Sabella: mantener el arco invicto durante dos partidos consecutivos.

La defensa es, se sabe, el punto más débil del equipo y tras los últimos encuentros de Eliminatorias, el arquero Sergio Romero fue puesto en duda por la opinión pública debido a algunas fallas cometidas y a su nula continuidad en Monaco. Entonces, que ecuatorianos y bosnios no hayan podido batir a Chiquito, parece un paso adelante.

Desde el 2 de septiembre de 2011, Sabella dirigió a la Selección en 31 partidos, entre amistosos y las Eliminatorias sudamericanas. En diez de ellos, el equipo no recibió goles (en total le hicieron 29). Y aunque todo el equipo es responsable de defender, suele atribuírsele al arquero esa estadística. Chiquito Romero, titular en 22 de los 31 partidos –además, atajaron Mariano Andújar cinco veces, Agustín Orión tres y Oscar Ustari una–, mantuvo el arco en cero en ocho juegos, mientras que Orión y Andújar lo hicieron en una oportunidad.

Frente a Ecuador hubo nombres nuevos en los laterales de la defensa –Facundo Roncaglia y Lucas Orban–. Por momentos la pasaron mal, pero la pelota no entró. Ante a Bosnia, el equipo salió al campo con una línea de cinco defensores, aunque en la práctica lo hicieron cuatro porque los laterales pasaron y mucho. Nico Otamendi, que volvió después de mucho tiempo, fue el punto más alto.

Sin embargo, antes de elaborar conclusiones apresuradas, Sabella, que no es conformista, dijo tras la victoria del lunes por la noche en Saint Louis: “Los goles son como los resultados. El entrenador no se tiene que quedar con el resultado sino con el rendimiento. Es indudable que algún gol podríamos haber recibido, especialmente ante los ecuatorianos. Aunque eso tampoco quiere decir que el equipo no mejoró respecto al otro día”. Sí, Pachorra relativizó la valla invicta.

¿Entonces? Sabella ha dicho públicamente que Romero es su preferido, aunque también se conoce su preocupación por el momento del ex-Racing en la Ligue 1. Además, teniendo en cuenta la polémica convocatoria de Orión, que lo haya utilizado en los dos partidos indica que necesita darle minutos y, esta vez al menos, Chiquito le respondió con el arco en cero. Algo que en el Mundial, puede ser clave.

Artículos relacionados