thumbnail Hola,

El técnico de la Celeste, Óscar Tabárez, no puede con su origen docente y en conferencia de prensa antes de viajar a Ecuador, recordó la popular frase pintada por Goya.

La Selección Uruguaya de Fútbol entrenó este lunes por primera vez, pensando en los últimos dos partidos de la Eliminatoria Sudamericana rumbo a la Copa Mundial FIFA de Brasil 2014, como visitante ante Ecuador y en casa frente a Argentina, y tras el movimiento, el técnico Óscar Tabárez recordó que lo primordial es “la mente” y que “dependemos de nosotros mismos”.

El Maestro realizó doble horario con 17 de los 26 futbolistas convocados, entre los cuales estuvo el zaguero Gastón Silva, vice-campeón Mundial Sub 20 en Turquía, quien fue llamado en las últimas horas tras la lesión de Matías Aguirregaray, que hoy se confirmó fue una rotura de ligamento cruzado anterior y una lesión grado I del ligamento lateral externo de la rodilla derecha, lo que le significará estar seis meses al margen.

Uruguay rompió ante Venezuela una racha de seis partidos sin victoria, y tras la experiencia acumulada en la Copa Confederaciones, donde obtuvo el cuarto puesto, consiguió los seis puntos de la doble jornada pasada, ante Perú como visitante y en casa frene a Colombia, que lo hacen ahora depender de si mismo y seguir con chances clasificar directamente a Brasil 2014, y sobre esto, habló Tabárez en conferencia de prensa: “Dependemos de nosotros mismos, y a principios de junio no era así”, y explicó que la clave estuvo en “superar actuaciones que no habían sido buenas”.

El técnico charrúa advirtió que el equipo debe “ir a jugar una final cuyo resultado determinará una realidad u otra”, y destacó que este tipo de partidos "se juegan sin perder detalle y concentrándose exclusivamente en el partido", detalles que el equipo aprendió muy bien, pero quien mejor que un Maestro para decirlo, emulando la frase pintada por Goya en el siglo XVIII como crítica al sistema educativo, pero que en el paralelismo con los Charrúas, fue una cruda realidad: "nosotros aprendimos la letra con sangre”.

Tabárez podrá contar con el plantel completo recién este martes, y el combinado viaja el miércoles en vuelo chárter rumbo a Quito, para jugar el viernes ante Ecuador, un rival que sabe que “se ha hecho muy fuerte de local” y que “está igual en la tabla que nosotros, porque no ha ganado muchos partidos afuera. Hay que pensar en la peligrosidad de los remates de media distancia, el cuidado que hay que tener en las postrimerías de cada tiempo, que es en los momentos que ellos aparecen, y en controlar las pelotas quietas, ya que ellos cuentan con gente de buena estatura, pero nosotros también contamos con gente importante”.

Si Uruguay gana ese partido y además gana Colombia, la Celeste conseguiría matemáticamente el pasaje directo a Brasil, inclusive antes de jugar con Argentina el próximo martes en Montevideo, encuentro que tendrá “la dimensión en función del resultado que traigamos de Ecuador”, según explicó Tabárez.

De todos modos, hay otro objetivo que desde que se conoció, está en la mira de todos los orientales, por más que intenten negarlo y es ni más ni menos que la posibilidad de ser cabeza de serie en la Copa Mundial FIFA, algo que hasta hace dos Mundiales parecía un imposible, hasta hace uno un sueño, y ahora, está a solo tres puntos de ser una realidad.

Relacionados